Más de 25 años de Antonio de Miguel

Así, después de más de veinticinco años de andadura, la compañía se ha ganado la confianza de los más exigentes chefs, restaurantes premium, hoteles de lujo, caterings de alto standing y tiendas de delicatessen del país gracias a su espíritu innovador y a la calidad de sus servicios y productos. Uno de los más recientes lanzamientos ha sido la tienda on line Muy de Miguel para particulares, que incluye 400 de los productos que se sirven a hostelería y cuyo plazo máximo de entrega es de 24 horas.

Orígenes y trayectoria
Los orígenes de Antonio de Miguel se remontan a 1984. En esa época, los encargados de poner en marcha el negocio eran los padres del actual director general. El término ‘gourmet’ apenas era usado y ellos se convertían en pioneros en la especialización y en la comercialización en exclusiva a hostelería de aves selectas (en esos años, sobre todo, pato y oca), caza mayor y menor y productos de importación que hasta entonces no se conocían en España.

Hoy, Antonio de Miguel se posiciona como la principal distribuidora del canal horeca, con más de 2.500 clientes y una de las firmas más rentables del sector, con una facturación total de 35 millones de euros y una previsión de crecimiento de la tasa interanual del 10% para los próximos cinco años.

Con la sede central en Madrid y una delegación de Barcelona, la compañía está capacitada para llevar a cabo una distribución urgente en un plazo máximo de 24 horas a cualquier punto del territorio nacional, ya que cuenta con su propia flota de camiones frigoríficos y atención personalizada al cliente a través de una amplia red comercial repartida por áreas geográficas.

Su catálogo de productos recoge dieciséis familias de alimentos selectos, muchos de ellos importados en exclusiva, entre los que se pueden encontrar carnes y productos del mar, exóticos condimentos, diferentes tipos de setas, legumbres, cereales y pastas, quesos de todas las nacionalidades, originales aditivos, salsas y texturizantes, postres, frutas y verduras de máxima calidad, delicias japonesas y las mejores piezas de caza y productos derivados del pato, su gran especialidad. También comercializan productos de cuarta y quinta gama, elaborados por la empresa Euroambrosías, propiedad del grupo. Además de ofrecer unas 1.500 referencias fijas de productos, Antonio de Miguel incluye alimentos frescos de temporada y las últimas novedades que van surgiendo en el mercado, y se compromete a suministrar al hostelero cualquier demanda particular que no esté contemplada en su repertorio.

Inversión para innovar
Además, la distribuidora se ha caracterizado siempre por una constante voluntad de investigación y desarrollo y por una innegable capacidad inversora, orientada a la renovación, modernización e innovación de sus productos y servicios en función de las cada vez más exigentes demandas del público. Así, en su afán por abrir nuevas vías de negocio y mantener su puesto predominante en el mercado y su capacidad competitiva, la empresa prevé invertir a corto plazo diez millones de euros en nuevas instalaciones mientras se mantiene a la vanguardia de las últimas novedades culinarias y apuesta por la continua formación de los más de 120 trabajadores que componen la plantilla de la empresa distribuidora.