Más de seiscientas empresas del congelado se dan cita en Conxemar

Santiago de Compostela
Cuarenta países y más de seiscientas cuarenta empresas pertenecientes a la industria del congelado se han dado cita en Vigo para participar, y de paso reclamar ante los máximos responsables pesqueros de la Unión Europea, en la feria Conxemar, un ejemplo visible del momento globalizador actual. Y es que en un mismo espacio conviven especies procedentes de muy variados lugares. Gambas chinas del Pacífico, pulpitos congelados de Vietnam, almeja asiática, surimi, perca, panga, y así hasta un largo etcétera de materias primas junto a productos tan tradicionales como la merluza o la caballa. Pero si algo diferencia a esta edición es la progresiva entrada de productos asiáticos, comparativamente más baratos y con perspectivas de desarrollo enormes, para desgracia de los pescadores gallegos. Y es que esta feria marca también las tendencias de futuro. Y entre ellas, las relativas a consumos, como el apuntado panga, una especie que se cultiva en el delta del río Mekong, que se presenta fileteado, sin espinas, es barato, aunque algo insípido, pero que goza de gran aceptación sobre todo entre el público más juvenil. Los expertos aseguraron en Conxemar que será uno de los productos congelados más comunes en el mercado en los próximos años. Y junto a estos apuntes, ejemplares de morena amarilla de las Azores, patas de cuarenta centímetros de largo de cangrejo real del Mar de Barents y todo tipo de salsas. Este año Conxemar ha reforzado una línea muy extendida ya desde hace tiempo como es la cada vez mayor presencia de productos elaborados y listos para el consumo. En este apartado sobresalen Nuggets de merluza, Calamares sin pluma y toda suerte de embalajes para microondas. Desde la organización se ha informado de un estudio realizado desde Conxemar y que evidencia que el mayor gasto en pescado congelado se realiza en Alemania y Francia, aunque, proporcionalmente, son los hogares lusos y españoles los que más presupuesto destinan a este producto. Pero si todo esto ocurre desde el lado puramente expositivo, las políticas comunitarias relacionadas con la pesca, y el papel de las industrias, también han tenido su espacio en Conxemar. En este sentido, el comisario europeo de Pesca, Joe Borg, señaló que “como respuesta a la creciente demanda de pescado, la industria debe tener un enfoque más selectivo, eficiente y rentable, utilizando métodos respetuosos con el medio ambiente y que garanticen la sostenibilidad de la industria en cuanto a dimensión social, económica y biológica”. Borg reiteró en su intervención la necesidad de reestructurar la flota para ajustarla a la situación de los recursos y los retos económicos, y señaló como esencial un “abastecimiento puntual” y de “calidad” de materia prima. Al término de la feria se espera que 40.000 personas hayan visitado Conxemar. l A.B.