Nace Food Design, una ‘spin-off’ al servicio de la restauración y la industria alimentaria

Con el conocimiento científico de los cuatro primeros, la experiencia culinaria de los chefs y las instalaciones y el equipamiento que les proporciona la Universidad, Diseño de Alimentos S.L., con su marca Food Design, aspira a convertirse, dentro y fuera de España, en una compañía capaz de acercar la investigación a la sociedad creando productos alimenticios o equipos de cocina que ayuden a rentabilizar y a optimizar los recursos de los negocios especializados en el sector de la alimentación y también de la restauración.

“Nuestro objetivo es proveer de servicios a las empresas de productos, procesos y equipamientos del sector alimentario; queremos ayudarles a buscar soluciones y que vean en nosotros un apoyo y un acompañamiento en todo ese proceso”, explica a Restauración News Purificación García, socia de Diseño de Alimentos S.L., bioquímica y doctora en Tecnología de Alimentos.

García trabaja en Food Design junto a Javier Martínez y Amparo Andrés, también doctores en Tecnología de Alimentos además de ingenieros agrónomos especializados en Industrias Alimentarias; Lorena Jericó, nutricionista; y los cocineros –Jorge Bretón, de La Sucursal, y Jorge de Andrés, de Vertical- (cada uno tiene una estrella Michelín).

La capacidad a la que García hace referencia ya la ha demostrado y la está demostrando junto a sus socios. Actualmente el equipo de Diseño de Alimentos S.L. está inmerso en la adaptación de un plato preparado y en la creación de un alimento para deportistas que aún no está disponible en el mercado y es totalmente innovador.

Antes de embarcarse en estos dos proyectos, y de constituir su spin-off (es decir, de embarcarse en el mundo empresarial) con la Universidad Politécnica de Valencia, García y sus socios llevaron a cabo el desarrollo de un untable de aceite de oliva semisólido para la empresa Gourmediet S.L., dirigido a los países nórdicos –actualmente en fase de producción y comercialización- y la mejora de la producción del membrillo de la valenciana Pa i arrop, que tenía problemas en la fase del cuajado del producto. Patentaron y licenciaron un equipo para la cocción y fritura en condiciones de vacío continuo (Gastrovac) y el proceso de ablandamiento de chufa para la obtención de diversos productos a partir de ésta.

Fuera de España, uno de los logros alcanzados hasta el momento estuvo basado en el diseño de platos mexicanos para FGI Alimentos C.A., de Venezuela. Un proyecto con el que lograron hacer de sus recetas tradicionales platos de quinta gama. Aquel trabajo indica la vocación internacional de esta spin-off.

“Nuestro interés también reside en ayudar a las empresas a internacionalizarse, además de buscar soluciones rápidas y eficaces para que puedan aumentar su competitividad. Queremos introducir aires nuevos en los departamentos de I+D de las empresas del sector alimentario y abrir el campo para que las empresas tengan otros recursos. Si esto se ha hecho en marketing y en publicidad… ¿por qué no hacerlo con la alimentación?”, sostiene García.

Un sector en el que los chefs son actores principales. De ahí que en esta asociación de talento, García, Martínez, Andrés, Jericó y la Universidad Politécnica también hayan querido contar con la experiencia, asesoría y trabajo de los chefs Jorge Bretón y Jorge de Andrés. “La aportación del chef junta a la parte técnica otra más culinaria y creativa”, dice Purificación García.
“Queremos ser un taller de diseño de alimentos, de procesos y productos. Nuestro proyecto es la alta costura de la alimentación”, puntualiza.

Y para que ese taller pueda crecer y dar servicio en España, García y sus socios ya han reclutado a algunos de sus ex alumnos para trabajar con ellos, fomentando de este modo la creación de empleo en un sector como el de la I+D. JGema Boiza