“Nos gusta posicionar a nuestro cliente en un entorno de exclusividad que lo desmarque de su competencia”

Antes de abrir hace año y medio su propio estudio, Cortina pasó por algunos de los estudios de interiorismo y diseño más prestigiosos de Barcelona. En su corta pero intensa trayectoria profesional –en la que ha proyectado más de 70 espacios, entre casas, tiendas y locales de restauración-, destacan sus trabajos relacionados con el mundo de la gastronomía, desde la pastelería Bubó (del barrio del Borne), en cuyo diseño participó, hasta los restaurantes Nomo, Nomo Market y Kuo, ya diseñados desde Estudi Josep Cortina.

¿Cuál fue el primer encargo relacionado con el mundo de la gastronomía que le llegó al fundar su propio estudio?
El restaurante Nomo en la calle Gran de Gràcia de Barcelona. La idea original fue la de crear un concepto franquiciable, pero con un nivel de diseño y calidad que posicionara cada uno de los locales del Grupo Nomo como único y exclusivo. A día de hoy acabamos de diseñar su tercer local, el Nomo Market, que se dedica al take away. Un concepto de mercado “chic”.

¿Cómo es la relación con los clientes del mundo de la restauración, es decir, son proactivos o proponen ustedes sus propias ideas?
Depende bastante del tipo de proyecto y de cliente, lo que está claro es que el diseñador debe acceder a toda la información que tiene el cliente en la cabeza y para ello a veces es necesario extraérsela, ordenársela y darle aquel producto que cubrirá mejor sus necesidades reales.

¿En qué se inspira a la hora de diseñar el interiorismo de un restaurante o de una tienda gourmet?
Siempre me proyecto en el futuro como cliente de mis locales y trato de sorprenderme (y no soy nada fácil de sorprender).

¿Cuáles son sus señas de identidad? O lo que es lo mismo ¿qué denominador en común encontraremos en todos sus interiorismos?
Todo es diseño y producción nuestra, lámparas, mesas… y todo ello para conseguir posicionar a nuestro cliente en un entorno de exclusividad que lo desmarque de su competencia directa.

¿Sus fuentes de inspiración?
Absolutamente todo sirve como inspiración cuando uno es receptivo.

¿Cuáles son los materiales que prefiere utilizar y cuáles nunca utilizaría?
Un diseñador debe utilizar todo aquello que le sirva para materializar sus proyectos. Trato de no usar nunca materiales no reciclables y suelo usar materiales no procesados: cerámicas, hierro y madera.

La sostenibilidad y el ecologismo ¿se están imponiendo en el interiorismo de locales o todavía estamos a años de luz de un diseño ecológico y sostenible?
Existe una creciente conciencia social pero creo que aún se actúa de una forma irresponsable en muchos casos. Opino que el diseño sostenible debe ir ligado a una belleza más tranquila y no simplemente la necesidad de sorprender sin argumentos, ya que de esta manera, tenemos espacios que perduran mucho más en el tiempo y nos ahorramos el desgaste que suponen los continuos “lavados de cara”.

¿Qué ciudad marca las tendencias en interiorismo de locales de restauración en la actualidad?
Definitivamente Barcelona, ya que es un modelo de ciudad que ha sabido entender el futuro con los pies bien apoyados en su pasado histórico. Creo que se ha conseguido un equilibrio perfecto entre sus locales más emblemáticos y los nuevos espacios de tendencia.

¿Cuál es el local que le hubiera gustado diseñar y cuál sería su proyecto ideal?
Me encantaría haber diseñado el restaurante Shunka (no el nuevo), en Barcelona, porque es de una autenticidad irrepetible. Mi proyecto ideal es una realidad y lo estoy ejecutando: mi casa. Cuando tú eres tu propio cliente todo se vuelve un poco más fácil.

¿Puede avanzar proyectos futuros?
Estamos diseñando la sede central de una reconocida empresa en Barcelona y estamos en fase de proyecto de un nuevo concepto de restaurante en el Paralelo de Barcelona del que se va a hablar mucho.

JIsabel Acevedo