NRS inicia la expansión fuera de Andalucía

Con un negocio concentrado en su práctica totalidad en la comunidad andaluza, y más concretamente en Málaga, el grupo NRS (Negocios de Restauración del Sur), el tercer mayor franquiciado de Burger King en nuestro país, está a punto de acometer su expansión en Madrid. José Miguel Fernández, director de Operaciones y Sistemas, adelanta que será Dunkin Coffee la enseña con la que NRS acometerá la mayor parte de su proyecto de expansión.

De momento este grupo de origen granadino, aunque con el cuartel general en Málaga, ya ha comenzado a plantar sus reales en Madrid con sendos establecimientos de la franquicia Spoleto, ubicados en los centros comerciales Diversia (Alcobendas) y Equinoccio (Majadahonda). Las cifras globales de los 44 establecimientos que forman parte del grupo NRS arrojan una facturación estimada para este año de 35 millones de euros.

Aunque el origen y la base de su negocio son las hamburgueserías, Fernández explica que ahora buscan un tipo de establecimiento que exija menos inversión inicial y reporte un retorno de la inversión más rápido. Además, dado el tamaño alcanzado y la experiencia que acumula la empresa, es posible que NRS comience a ofrecer sus servicios en diversas áreas, como la informática o el asesoramiento en diferentes aspectos del negocio a otras empresas y grupos de franquicias hosteleras.

Elegir la enseña
RESTAURACIÓN NEWS. ¿Qué criterios priman en NRS a la hora de elegir una enseña para franquiciarse con ella?
José Miguel Fernández. Hay dos o tres criterios muy sencillos. Lo primero es que la enseña permita hacer multifranquicia, que no todos lo permiten; por ejemplo, con KFC y Pizza Hutt hemos empezado hace poco tiempo porque el grupo Yum!, propietario de ambas, no permitía esa figura.

También buscamos marcas que sea conocidas internacionalmente y, finalmente, en los últimos años estamos aplicando también el criterio de buscar marcas que requieran menos inversión en el local que un burger, con el objetivo de obtener un retorno de la inversión más rápido. En un burger la inversión inicial puede muy bien situarse entre el medio millón y el millón largo de euros, pero si vas a otras fórmulas esa inversión puede quedarse en unos 300.000 euros.

RN. ¿Cuáles son las expectativas de crecimiento fuera de Andalucía de NRS?
J.M.F. La zona que nosotros conocemos, Andalucía, está llegando ahora a un momento de madurez. Se abren muchos centros comerciales y hay muchos franquiciados de todas las marcas… La competencia es muy grande y se está poniendo difícil y ya no hablemos en Madrid, que estamos empezando a conocerlo y vemos que está saturado por todos lados. Vamos a empezar a expandirnos por Madrid con la marca Dunkin Coffee, de la que yo me responsabilizaré y con la que tenemos un plan en Andalucía a cinco años de 45-46 aperturas; para Madrid estamos terminando de cerrar un acuerdo prácticamente igual.

RN. No obstante, vuestro fuerte son actualmente la treintena de establecimientos de Burger King en Andalucía. ¿Por qué se eligió precisamente esa enseña?
J.M.F. También tenemos ocho locales de 100 Montaditos, dos de KFC y un Pizza Hut. La elección de Burger King se explica porque es una marca muy sólida y conocida internacionalmente, con la que la compañía empezó a dar sus primeros pasos en 1994. Con Burger King tienes mucho respaldo detrás de ti y sabes que la gente la tiene muy bien considerada. Las inversiones iniciales son más fuertes que en otras marcas, pero la respuesta del cliente es muy buena.

Buscar locales
RN. ¿Qué localización es preferida por NRS: los centros comerciales o los locales de calle?
J.M.F. Estamos diversificados entre centros comerciales y calles, porque en los primeros puedes tener, entre comillas, una afluencia garantizada, mientras que en la calle estás más a tu suerte. Para elegir calle se hace un estudio de marketing acompañado de cifras financieras, buscando sobre todo la tasa de retorno de la inversión. Lo principal es situarse en zonas de paso, ahora estamos incorporando mediciones de paso.

RN. ¿Es complicado encontrar localizaciones para los nuevos establecimientos?
J.M.F. Sí que resulta complicado, por eso estamos estableciendo una serie de criterios para cerrar un acuerdo con la consultora inmobiliaria Aguirre Newman, para que nos ayude en nuestras estrategias de expansión. Un problema, por ejemplo, es que las licencias de apertura que se negocian con las marca son a 20 años y ya hay muy poca gente que firme contratos de arrendamiento a tanto tiempo, con lo que el riesgo que asumes puede ser enorme.

RN. ¿Qué complejidades puede tener la gestión de un grupo multifranquicia?
J.M.F. Las dificultades que hayamos podido tener las hemos solventado con tener todo centralizado y poder capitalizar la experiencia. El mundo de la franquicia es muy semejante de una empresa a otra. Una construcción se diferencia poco de las demás. Por otra parte, somos pioneros en hacer marketing local, aparte de la publicidad de la central que pagamos. Dedicamos un 1% de la facturación a acciones locales, como entradas de cines, presencia en la guía QDQ, buzoneo…

En cuanto al aprovisionamiento de los locales, Conway está homologada por casi todas las marcas con las que trabajamos. De esta manera, el 80% de nuestras compras las gestionamos a través de ellos. Los contratos de aprovisionamiento están firmados por la central franquiciadora, luego tú puedes negociar para mejorar precios con los proveedores, pero siempre que estén aprobados por cada una de las marcas.

RN. ¿Tiene su compañía algún proyecto más allá de la multifranqicia?
J.M.F. Siempre hemos intentado tener nuestro propio concepto. Tuvimos la Posada de Antonio Banderas; aunque no terminó de ir bien, nos hemos quedado la idea. De momento, no sabemos cuándo ni qué fórmula crearemos. Por otra parte, a nivel de servicios centrales nos estamos haciendo muy grandes y tenemos que rentabilizarnos. En Informática, por ejemplo, tenemos que ir pensando en la posibilidad de dar servicios a otros franquiciados. Además, la experiencia acumulada durante todos estos años en la gestión del negocio la podemos aprovechar para dar servicios a terceros.l
Juan Carlos Prado

El origen de NRS se remonta a 1994, cuando la familia Rodríguez Flores crea en Granada la sociedad Gibalto para abrir un Burger King. El negocio tuvo éxito y la familia fundadora decide crear en 1998, junto a otros inversores locales, Investigación y Desarrollo Ada. Durante tres años cada sociedad fue gestionada de forma diferente, hasta que en 2001 deciden fusionar ambas empresas y crear Negocios de Restauración del Sur. Actualmente, el grupo cuenta con una plantilla de 800 empleados, que llegarán a 1.200 cuando a finales del año próximo tengan 64 restaurantes.