Nudista, reinvención de la taberna tradicional a base de conservas

Acaba de abrir sus puertas Nudista, una reinvención de la taberna tradicional donde combinan conservas marinas y vegetales de gran calidad con productos frescos. La nueva barra conservera en Chamberí (Madrid) invita a disfrutar de una carta saludable y original a un precio razonable.

20161031_nudista-17

El responsable de este proyecto es el productor Micky Irisarri, que lo pone en marcha bajo una premisa: encontrar conserveras familiares, productores locales que mimasen el producto y no estuvieran en los lineales de las grandes superficies y supermercados. Su reto era recuperar la conserva como producto popular y de calidad para ofrecerlo en exclusiva en su local de Madrid.

En un antiguo almacén, que según los vecinos llevaba cerrado más de 25 años, totalmente remodelado, ha abierto sus puertas Nudista: un espacio diáfano y luminoso, donde predomina el azulejo blanco, la madera y el mármol. El blanco y la pulcritud lo inundan todo, es el color del producto natural en sus botes, de las verduras frescas y de las pegatinas de diseño de sus latas las que, desde una enorme estantería de ultramarinos, invitan a entrar a través de la cristalera que da a la madrileña calle Luchana.

20161031_nudista-28El público de Nudista es muy amplio. Es un espacio intergeneracional, otro de los objetivos principales, en el que jóvenes y mayores se encuentran para disfrutar de una comida rica, saludable y de toda la vida. Un lugar al que ir a tomar algo a cualquier hora del día.

Como si fuera un antiguo ultramarinos, Nudista ofrece la posibilidad de comprar las conservas y seguir disfrutándolas en casa. Una taberna de barrio que además de servir su propio producto, vende sus latas y tarros.