Ocho millones de personas desayunan habitualmente fuera de casa

Cerca de ocho millones de personas desayunan fuera de casa más de una vez al mes. Cada una de estas personas lo hace una media de 18 veces en ese periodo. Los días laborables acaparan el 81,3% del tráfico, mientras que en los fines de semana apenas se produce el 18,7% de las visitas, según datos de la consultora NPD.

Más que un hábito de consumo, desayunar fuera de casa es ya una costumbre para una parte importante de la población española. Lo hacemos con mayor asiduidad y regularidad que los ciudadanos de países de nuestro entorno, y le dedicamos un horario más amplio que nuestros vecinos. Las razones estriban en diversos aspectos: fundamentalmente en la cultura gastronómica y de la estructura de la distribución en foodservice en España. La proximidad y disponibilidad casi inmediata desde nuestro hogar o centro de trabajo de locales que ofrecen productos de calidad (café fundamentalmente) determinan los hábitos de consumo y quienes son los jugadores fundamentales en este mercado. Y la tendencia apunta a un crecimiento sostenido ya que las grandes ciudades y los nuevos estilos de vida potencian este tipo de consumos regulares fuera del hogar.

Así, en este momento, casi ocho millones de ciudadanos -cerca de un 20% de la población de nuestro país- consume fuera de su hogar en ese momento del día al menos una vez al mes. Cada uno de esos consumidores acude una media de 18 veces a desayunar fuera de casa en el mismo plazo, según los datos del Panel de Consumidores NPD Crest Este informe considera desayunos los consumos de alimentos y bebidas realizados fuera del hogar entre las 05:00 y las 11:59 de la mañana, independientemente del canal de consumo utilizado.

Analizando los datos de NPD nos encontramos con que las ventas generadas en este momento de consumo crecieron en torno a un 3%, impulsadas en mayor medida por un incremento de los precios del 1,9% y por un aumento del 1,2% del tráfico.

Por segmentos de mercado, el desayuno ha crecido tanto en los establecimientos de servicio completo (restaurantes) como en los de servicio rápido (cafeterías).

Los datos del Panel de Consumidores NPD Crest, recogidos de forma continua a lo largo del último año entre mas de diez mil consumidores, reflejan que el desayuno es el momento de consumo mas personal del día. Mientras que los demás momentos de consumo -la comida; la merienda y la cena- el número medio de comensales se sitúa en el entorno de 2 personas, el desayuno apenas sí convoca a 1,3 individuos por acto de consumo.

En España, el desayuno responde a dos tipos básicos de motivaciones, las motivaciones de conveniencia y de impulso, que predominan durante los días de diario, en el camino al trabajo o a la “hora del bocadillo”, y las motivaciones de índole social, mas concentradas en el fin de semana. Ambas generan entornos de consumo muy diferenciados, en cuanto a horarios, duración, productos consumidos, etc…

Tráfico
Los días de diario y la conveniencia son los principales generadores de visitas a la hora del desayuno, un 81,3% del tráfico en la hora del desayuno se concentra entre lunes y viernes, por un 18,7% de los fines de semana, aunque estos últimos generen tickets medios mas elevados, no sólo porque las ocasiones de tipo social convoquen a más comensales, sino porque, además, el número de ítems por comanda también se incrementa. Las ocasiones sociales y de indulgencia se generan, mayoritariamente, durante nuestro tiempo de ocio. Además, existen entornos y topologías de desayuno de nuevo cuño, especialmente vinculados al ocio y a los nuevos estilos de vida, como el brunch. Se trata de momentos de consumo que se centran en los fines de semana en horarios más tardíos y con precios medios por comensal mas elevados.

En términos generales, el ticket medio los fines de semana ronda los tres euros, por los 1,4 euros de un desayuno de conveniencia en un día de diario.

En definitiva, el desayuno puede constituir una buena oportunidad de desarrollo de negocio en algunos segmentos en los que esta ocasión de consumo aún no representa una contribución significativa a las cuentas de los operadores. Al contar con una operativa algo mas simple que la de otros momentos de consumo, puede convertirse en una eficaz herramienta de incremento del tráfico, contribuyendo a la cobertura de los costes fijos.