Ohana Poke House, nueva franquicia en torno al plato hawaiano

La decoración de Ohana Poke House hace un guiño a sus dos fundadoras mujeres.
La decoración de Ohana Poke House hace un guiño a sus dos fundadoras mujeres.

Ohana Poke House, tras causar sensación gastronómica con su primer local en el barrio de Chueca, ofrece ahora la posibilidad de que emprendedores puedan llevar su propuesta a de comida tradicional hawaiana: rápida, saludable y sofisticada.

Un restaurante que pone de moda lo saludable a través de un atractivo eslogan: “Healthy is the new sexy”. Ohana Poke House centra su cocina en el poke, el plato originario de Hawái que ha pasado a convertirse en una tendencia gastronómica mundial. Según un estudio* reciente publicado por Just Eat, los pedidos a domicilio de comida hawaiana crecieron un 5.000%, siendo el poke uno de los platos más demandados.

El Poke Bowl 100% personalizable se ha convertido en todo un referente de la comida saludable, y es el plato estrella de Ohana Poke House. Un negocio que cuenta con una carta amplia y variada formada por productos frescos y sanos. Para todos los gustos, para todas las edades y para todos los requisitos dietéticos. Una apuesta por la comida saludable, salsas 100% veganas y 100% sin gluten.

Ohana Poke House, rompe con la homogeneidad del mercado en su estilo y decoración. Frescura, alegría y comida deliciosa son valores presentes en cada uno de sus rincones. El color rosa presente en todas sus paredes rompe con el azul predominante en los ambientes de tendencia poke. Un guiño a lo femenino y a las dos empresarias que están detrás de este negocio, Isabel Ortega y Annabella Evangelho que aterrizan en un mundo hasta ahora liderado por hombres. Dos mujeres con una amplia formación, con más de veinte años de experiencia profesional en el sector, y que han trabajado con reconocidos chefs internacionales.