Optimismo responsable

Augusto Méndez de LugoPor Augusto Méndez de Lugo,
CEO de Foodbox

Febrero de 2021. Si en el inicio de esta dichosa pandemia, allá por marzo de 2020, nos dicen que estaríamos en esta situación a día de hoy, ninguno de nosotros habríamos dado crédito.

Creo que ya todos somos conscientes, no solo de la gravedad sanitaria, y por supuesto económica, en la que nos encontramos sino también del tiempo que nos va a llevar recuperar nuestros hábitos y rutinas de siempre. Pero, precisamente, el llevar casi un año luchando contra este virus, es lo que hace a Foodbox: mirar el futuro con optimismo responsable.

Durante todos estos meses, el sector de la hostelería ha luchado contra restricciones y limitaciones de todo tipo provocadas por cambios legislativos continuos, a veces hasta contradictorios entre regiones, sin tiempo prácticamente para reaccionar. Y todo como consecuencia de una demonización injusta, arbitraria y sin evidencia médica o científica alguna a la que se nos ha sometido. Pero… aquí estamos. Y hemos resistido gracias a nuestros trabajadores, por dejar atrás cada día las innumerables dificultades de transporte, las incertidumbres familiares y los riesgos sanitarios de volver a sus lugares de trabajo. Gracias a nuestros franquiciados por afrontar con valentía las reaperturas y cierres temporales de sus negocios. Y gracias a nuestros clientes que nos han demostrado cariño, fidelidad y agradecimiento por lo que seguimos ofreciéndoles.

ADN de este país

No somos puro ocio, somos ADN de este país, absolutamente necesarios para reactivar la economía y orgullosos representantes de una cultura envidiada por quien nos visita desde fuera de nuestras fronteras.

Por todo ello, desde nuestra perspectiva como franquiciadores y actores de la restauración, estamos convencidos de que nos queda todo un primer semestre de no menos dificultades de las pasadas hasta ahora, pero con la esperanza de que lo peor ha pasado y que la reactivación llegará hacia la segunda mitad del año.

En Foodbox queremos seguir siendo actores protagonistas de esa recuperación, por lo que vamos a seguir manteniendo un ritmo alto de aperturas, esperando llegar a las 30 durante 2021, la mayor parte a través de franquicias, ya que estamos convencidos que la restauración organizada sigue ofreciendo interesantes oportunidades de crecimiento a inversores y emprendedores. Seguiremos impulsando la digitalización de nuestros conceptos, sin olvidar que lo que nos gusta en que nuestros clientes visiten nuestras tiendas. Y, por último, trabajaremos con nuestros proveedores y empleados para dotar a nuestra oferta de continuas novedades.

A nivel corporativo, pensamos que la pandemia va a traer una depuración del sector que terminará con movimientos empresariales de consolidación y optimización de portafolio de enseñas, donde como venimos haciendo desde nuestra creación, vamos a trabajar para que Foodbox continúe siendo un actor relevante y capitalice esas oportunidades.