Panes procedentes de harinas orgánicas

La cadena de restaurantes nació en 1990 en Bruselas por iniciativa de Alain Coumont, y hoy en día tiene más de cien locales repartidos por quince países de todo el mundo en ciudades como Nueva York, Londres o El Líbano. En España en apenas dos años ha abierto en Madrid seis establecimientos, actuando como director general, Nahuel Román.

La Oferta
Los productos utilizados son orgánicos y provienen de granjas con cultivos de ese tipo. Una mesa comunal invita a los clientes a disfrutar de los alimentos en un ambiente agradable y cordial, convirtiéndose en un espacio perfecto para compartir un desayuno, una comida, una merienda o una cena con amigos o con otra gente que frecuenta esta panadería–restaurante.

En la tienda de ventas al detalle, a modo de panadaría tradicional, ofrece una exquisita variedad de productos de bollería, croissants, tartas, así como una amplia gama de panes con base en harinas orgánicas, horneado diariamente bajo un tradicional y consagrado método artesano, con lo cual poseen una corteza más crujiente y un sabor más pronunciado.

Además se ofrece una selección de más de cincuenta productos ecológicos, que están disponibles para la compra para llevar y que suelen aparecer en los menús y recetas del restaurante,de modo que así se puede compartir en el hogar y con la familia y los amigos, la “meal experiencie de LPQ”.

La carta del restaurante es una cuidadosa combinación de ensaladas, sopas, tartines y especialidades, una mezcla de productos orgánicos, equilibrados, vegetarianos, y de una excelente calidad. Los productos que se sirven en el restaurante, también son para llevar.

El compromiso
En cada uno de los platos que en la actualidad se sirven en LPQ se respira la filosofía que subyace en cuanto a:
Calidad: la calidad de los ingredientes, la calidad del ambiente, y la calidad del servicio hacen que Le Pain Quotidien sea tan atractivo para muchos.

Simplicidad: la simplicidad es el regreso a los orígenes. Es un arte que está presente tanto en la comida que se sirve como en la habilidad para reproducir el concepto en si mismo en todos los mercados donde se está presente.

Convivencia: el centro de cada ti enda es la mesa comunal. Es ahí donde la gente se sienta, tanto sola como con amigos, para charlar y disfrutar de la comida en la compañía de otros.

Con estos principios, LPQ se compromete a ofrecer al público una comida sana, con ingredientes de calidad y siempre buscando la opción de productos naturales y ecológicos. Los productos son orgánicos y crecen en granjas naturales. El resultado es una comida sana, preparada con ingredientes de calidad y servida en un ambiente simple y acogedor.

Sentados a la mesa con Alain Coumont
El nuevo libro del fundador y chef de Le Pain Quotidien, Alain Coumont “Sentados a la mesa con Alain Coumont. Historias y recetas”, ya está a la venta en todos los locales de la enseña en España. La obra es un viaje en busca del verdadero pan, el que posee una buena corteza y una rebanada firme. Por eso, Alain descubre las recetas de algunas de sus especialidades de panes como la varilla con avellanas tostadas y pasas o la barra a la antigua.

Y además de éstas hay más de cincuenta recetas ilustradas de dulces, ensaladas, pastas y sopas elaboradas con los sanos ingredientes típicos de Le Pain Quotidien. Algunas como la de la bomba de chocolate o el crumble de frutas rojas, harán las delicias de los más golosos; otras como la de la sopa de lentejas verdes del Puy con té Lapsang  o los spaghetti con harissa y pasta de aceitunas, serán del gusto de los paladares más exquisitos.

Pero no todo es hablar de pan, Alain acompaña sus recetas con historias curiosas sobre los ingredientes que utiliza y las pequeñas granjas donde se cultivan y producen distintos productos los cuales son utilizados en las especialidades de Le Pain Quotidien como por ejemplo la familia Mahjoub.

Por otra parte, el libro es un recorrido desde los primeros pasos del cocinero en la cocina de la casa de campo de su tía en Bélgica, donde la miraba hacer pasteles subido a una silla; hasta hoy en día en que Le Pain Quotidien tiene más de cien locales repartidos por todos los puntos del planeta. J RN

JRN