Pasteles japoneses para los sushi-bars

Barcelona.- Hace 25 años Takashi Ochiai abrió la pastelería homónima, que hoy puede considerarse como uno de los primeros puntos de contacto entre el sabor de Japón y la tradición catalana. Este establecimiento se ha consolidado como muy buen proveedor del dulce japonés, gracias a especialidades como los daifuku, pasteles de harina de arroz con soja confitada, o los dorayaki, de soja confitada.