Patricia DiBiase, chef de eventos: “Mi inspiración proviene de las experiencias que he tenido en la vida”

Dichas empresas constituyen su base de clientes. Hoy en día unas veinte. Para ellas, la chef y su equipo se encargan del catering de aquellos eventos que las firmas quieran llevar a cabo.

Cuéntenos algo sobre su actividad como chef de eventos privados.
Llevo trabajando en esto alrededor de 28 años. En la actualidad, tengo unos veinte clientes entre empresas del sector del vino. Mi empresa está formada por un staff de quince personas y entre ellos y yo nos encargamos del catering de los eventos que organicen dichos clientes: bodas, funerales, cumpleaños, la Subasta de Vino de Napa Valley…

¿Cuándo comenzó con este negocio? ¿Por qué? ¿Tradición familiar?
Como te comentaba, comencé mi carrera hace 28 años. Mi primer cliente fue la bodega Honig Rutherford California. En mi familia, mis padres tenían y llevaban ellos mismos un restaurante, el Tony’s Redwood Hut, desde mediados de los setenta hasta 1999, cuando ambos se retiraron.

¿De dónde procede su inspiración?
Del amor a la comida y de las maravillosas experiencias que he tenido en mi vida. De las reuniones familiares de los domingos para comer en casa de mi madre…

Actualmente ¿en qué clase de eventos trabaja?
Acabo de terminar una de trabajar para las carreras de la Copa América en San Francisco, California. Y ahora estoy trabajando en las celebraciones de la cosecha que tienen lugar cada año al final de la vendimia. Estos eventos los organizan los dueños de las bodegas. Todos los miembros del personal están invitados a una noche de diversión y buena comida, por supuesto, en agradecimiento por soportar las largas horas y el trabajo duro de la vendimia.

¿Qué clase de catering ofrece en dichos eventos?
Un servicio completo de catering. Eso significa que trabajo con el cliente en el desarrollo del menú, proporciono el personal y los materiales para llevarlo a cabo y nos ocupamos de la limpieza después.

¿Dónde se ve de aquí a cinco años?
En unos tres años, me gustaría dejar el negocio en manos de mis tres hijas, aunque les ayude algunos años más. Después me mudaré a Hawaii (risas).

¿Qué puede contarnos del foodservice en EEUU y de forma más específica en su área geográfica?
Napa Valley obtiene sus mayores ingresos de la industria del vino. A la vez puede encontrarse cualquier tipo de cocina aquí.

¿Hay algún chef al que admire de forma especial?
Julia Child, una mujer que realmente abrió las puertas para que el resto de las mujeres fuesen capaces de aspirar a una posición de chef, que antes estaba copada por hombres.

¿Conoce la cocina o a los cocineros españoles? ¿Qué le parecen?
Me encanta la cocina española. Tanto los métodos de cocina como los sabores. Y el sentimiento de bienestar y amor que siento cuando disfruto de una típica comida española.