Per Bacco!, un viaje a la bella Italia

Hace apenas un año y medio que abrió sus puertas y Per Bacco! Ya se ha situado como un local de referencia dentro de los restaurantes italianos de Madrid. Su cocina, a pesar de la reciente renovación estética que se ha llevado a cabo en el establecimiento, sigue siendo la misma que cuando se abrieron sus puertas: recetas italianas clásicas, pero entremezcladas con algunas notas de nueva cocina, salidas de la mano de su chef, Fabrizio Macciocu, que permite al comensal hacerse una idea más que aproximada de lo que, si de comer se trata, puede ofrecernos el país de los antiguos césares.
Todos los platos de la carta se presentan en italiano, traducidos al castellano. De entre los primeros, el cliente que visite Per Bacco! no puede dejar de probar su vitello tonnato all’albese, maionese di tonno e caperi (ternera asada loncheada con mayonesa de atún y alcaparras), o el carpaccio di bue con foglie di parmigiano (carpaccio de buey con parmesano). Eso por no hablar de sus ensaladas, o el involtini de melanzana (rollito de berenjenas relleno de verduras y queso). Todos ellos se convertirán en el preludio idóneo para disfrutar después de platos más contundentes.
Como en todo buen italiano que se precie, el grueso de la oferta de los segundos platos, gira en torno a la pasta y los rissottos que son, confiesa Macciocu, sus favoritos a la hora de cocinar. Fetuccine caio pepe (cintas frescas con queso de oveja y pimienta negra), risotto ai fruti di mare (arroz con marisco), penne alla caprese (macarrones con tomate, alcaparras y aceitunas), o milanese classica di pollo (filete empanado de pollo), por citar algunos ejemplos, transportarán al comensal a Italia, a través de sus sabores más apreciados.

Postres y vino
La Italia clásica y dulce también toma forma en los postres de Per Bacco!. Nada mejor que un tiramisù classico, o la tradicional panna cotta (flan de nata), para hacerse una idea de cómo se termina una buena comida en Italia. Pero también sus helados, o la zeppola di San Giuseppe (bollo horneado con crema pastelera y amarena), o el tortino all’arancio (tarta de naranja), para terminar con buen sabor de boca la visita a el céntrico restaurante.
La carta de vinos, especializada en caldos italianos, ha sufrido una gran transformación, ampliándose hasta una selección de setenta referencias de vinos italianos, estructurados por zonas, haciéndolas coincidir con las 21 regiones del país. Una carta que se completa con una serie de etiquetas españolas y con un carro de licores italianos entre los que figuran los famosos Limoncello, Grappa y Campari o los menos conocidos Mirto de Cerdeña y Mandarinetto.

Restaurante Per Bacco!
Fechas de apertura:
Febrero de 2005
Dirección:
C/ Prado, 15. Madrid.
Propietario:
Ignazio Deias.
Nª de asientos: 58
Precios medios: 30 euros. De lunes a viernes, a mediodía, menú de 16,90 euros (bebida aparte).
Diseño de la carta:
Fabrizio Macciocu.

Primeros
Vitello tonnato all’albese, maionese
di tonno e capperi 11,85 €
Carpaccio di bue con foglie
di parmigiano 11,85 €
Involtini di melanzana 12,00 €

Segundos
Fetuccine caio pepe 10,50 €
Penne alla caprese 11,50 €
Risotto ai fruti di mare 14,50 €
Milanese classica di pollo 12,85 €

El Postre
Tiramisù Classico 5,00 €
Panna cotta 5,00 €
Zeppola di San Giuseppe 5,00 €