Perseguir y alcanzar sueños

Puede decirse que el gaditano y bético José Calleja creció vinculado a la gastronomía, al vivir junto al mercado de Sanlúcar. De formación autodidacta, su afición por los fogones la demostró llevando a cabo su formación profesional en algunas de las cocinas más prestigiosas del panorama nacional: El Olivo, Pedro Larumbe, Goizeko Kabi… unos establecimientos que lo fueron conformando como profesional, no sólo apasionado por la culinaria, sino de aquellos que creen en el poder de los sueños y en la capacidad de cada uno para conseguirlos si se desean lo bastante. Que las utopías dejan de serlo cuando se lucha por ellas y que, en su caso particular, toman forma en un establecimiento como Surtopía.

Calleja y Surtopía llegan para demostrar que la gastronomía andaluza es mucho más que fritura. Por ello, ambiciona de

mostrar que, tratada con cariño y una visión única, da lugar a mil y un matices. Y es que para él, las ocho provincias brindan una variedad de ingredientes y elaboraciones insospechada.

Así, en cada detalle de su primer restaurante, por pequeño que parezca, vuelca la pasión hacia el Sur, además que rinde homenaje a su propia vida, a los recuerdos de su infancia e influencias vitales, como la citada cercanía al mercado de Sanlúcar de Barrameda. A esa esencia homenajea a través de una cocina creativa, concebida desde una óptica rabiosamente personal, tanto que no merece comparaciones, y con una excelente relación calidad-precio.

La oferta de Surtopía
Cuando uno entra en Surtopía se encuentra con un local donde domina la madera, la pizarra así como los cuadros de ese mar que baña la costa sanluqueña, de la puesta de sol y de otras estampas tan típicas como las carreras de caballos o

sus langostinos. Cuenta con dos ambientes: la barra, con carta propia, más desenfadada y con mesas altas, es idónea para compartir también conservas de primer nivel. En el comedor, más exclusivo, tienen lugar citas especiales, con la familia, los compromisos profesionales… en definitiva, con quienes apetece compartir una gran mesa.

En lo que a su carta se refiere, la especial atención a la gastronomía andaluza en Surtopía queda de manifiesto nada más entrar, en entrantes como los de la barra, ensaladilla Sanluqueña, el paté de mojama con almendras, o las tortillitas de camarones ‘Plaza del Cabildo’, sin duda, de las mejores de la capital. Estas recetas, quizá más tradicionales, dejan espacio para la sorpresa en el salón, donde el comensal puede degustar pescados poco habituales como tiburón en tataki con alioli de adobo y tomatitos cherry en almíbar, cherna en sashimi, patatas rotas y falso pil pil de manzanilla o urta confitada en jugo de roteña y fritada de ajos y avellanas. En lo que a platos de la tierra se refiere, la carta ofrece especialidades como el gallo de campo en ravioli con pepitoria de azafrán y piñones o presa de bellota escabechada con calabaza, trigueros y vinagre viejo.

El horario de apertura de la barra es de 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 23:30 horas, y el del comedor, de 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:30 horas. El local permanece cerrado domingos y lunes noche, así como festivos. JI.Cano