Platos asturianos de montaña con técnicas vanguardistas

Construido a partir de un edificio del siglo XVI, y ubicado en el valle del Sueve, Asturias, a medio camino entre el Cantábrico y los Picos de Europa, Hotel Palacio de Cutre ofrece platos tradicionales asturianos elaborados con productos frescos de temporada. Es, también, un punto de partida para iniciar rutas gastronómicas y de ocio a localidades próximas, como Llanes, Covadonga o Rivadesella.

Hotel Palacio de Cutre, de diecisiete habitaciones, forma parte del selecto Club de Casonas Asturianas. Primero por su capilla, su torre y sus murallas centenarias, y, en segundo lugar, por su restaurante, que ha recibido la Mención Especial 2006 que concede la marca Mesas de Asturias. Excelencia Gastronómica. Un restaurante de cocina tradicional, explica el director del hotel, Javier Álvarez, “basada en productos frescos y tradicionales de la región, que se fusionan con vanguardistas y originales técnicas. Se podría decir que es un tipo de cocina tradicional renovada, más típica de montaña que de mar”.
Algunos de los platos más señalados del restaurante son entrantes como Tortos de maíz con probe y huevos fritos o el Carpaccio de buey con virutas de parmesano; pescados el Tournedo de Pixin con mejillones crujientes o el Lomo de merluza de pincho con berberechos y salsa de lima; y carnes como el Solomillo de buey con verduritas y salsa de queso de cabrales o el Cabrito guisado con patatinos y Pimientos asados. El ticket medio es de 32 euros. En el apartado de postres, destacan el Parfait de chocolate blanco y negor con culis de calabaza al aroma de menta, las Lágrimas de mousse de pera, o el Cremoso de almendra con mermelada.
“El restaurante”, explica Álvarez, “no dispone de menú del día, pero durante los meses de invierno disponemos de un menú de cuchara que cuesta 19 euros y de dos menús degustación, durante todo el año, por un precio de treinta euros, el normal, y de 32 euros el menú degustación asturiano”. El local, que también tiene un menú infantil (16 euros), atrae a un cuarenta por ciento de sus clientes de otras parte de Asturias y España. El restaurante también llama la atención por su decoración estilo provenzal de principios del siglo XX. “Cuenta con ocho mesas, con posibilidad de ampliar a catorce si le añade el salón adyacente”, comenta el director del hotel.

Desayunos asturianos
Hotel Palacio de Cutre, que realiza ofertas que incluyen habitación, cenas (en el propio restaurante u otros de la zona), y desayuno, destaca por el buffet de productos asturianos que sirve en esta última franja horaria. “Tenemos”, explica el director del hotel, “una amplio surtido de embutidos y bollería de la zona, así como dulce de manzana, pan de hogaza y nuestro arroz con leche casero”.

Los banquetes, que, junto con el restaurante, generan el cincuenta por ciento de los ingresos del hotel, son otro de los atractivos. Dispone de una capilla en la que celebrar los enlaces religiosos y para el convite, además de dos salones con un aforo para cien comensales, se pueden instalar carpas en el exterior con capacidad para quinientos comensales. Además de las bodas, los salones son frecuentemente testigo de reuniones de empresa y de jornadas gastronómicas.