Porto Muiños presenta la cocina de las algas en Barcelona

El encargado de dicha exposición, la empresa gallega Porto-Muiños, mostró un amplio abanico de posibilidades de este rico y saludable vegetal, utilizado en la alimentación desde tiempos remotos.

Hoy día en Occidente, el culto al cuerpo y la moda por lo oriental están poniendo de moda las algas en la cocina -y en tratamientos de salud y belleza-, de ahí la importancia de conocer bien qué tipos de algas encontramos en nuestros mercados y cómo pueden utilizarse.

Cocinar con estos vegetales del mar, ya sean algas frescas, en salazón, deshidratadas o en conserva, es tan fácil como preparar las verduras y hortalizas terrestres. Porto Muiños comercializa actualmente hasta siete variedades de algas comestibles: wakame, kombu, espagueti de mar, lechuga de mar, kombu de azúcar, nori y musgo de Irlanda. Estos productos naturales y silvestres procedentes del mar Cantábrico, que no llevan sustancias químicas añadidas, y son ingredientes de gran calidad, enriquecedores de sabores, estimulantes por su originalidad y agradables a la vista también. Pero lo más importante es que las algas son una riquísima fuente de salud, puesto que son las verduras con mayor contenido en sales minerales y oligoelementos, tanto que una cuchara de este ingrediente ofrece al organismo todos los necesarios para mantener un correcto metabolismo celular. Su contenido en hierro es mucho más alto que el de las lentejas, por ejemplo. Además, son ricas en yodo, cobalto, magnesio, calcio, fósforo y potasio. Son también una importante fuente de proteínas vegetales y aportan todos los aminoácidos esenciales, además de ayudar en la lucha contra el colesterol, puesto que no contienen grasas saturadas.

Vitaminas
Por lo que se refiere a las vitaminas, contienen vitamina E y provitamina A o betacarotenos, también, ácidos linoléicos y alfa linoéicos. Todo esto hace que actúen contra el envejecimiento, protejan la piel y las mucosas de los radicales libres.

Todos estos beneficios saludables y nutritivos son los que Antonio Muiños, propietario de la empresa Porto Muiños, explicó en Barcelona, uno de sus mercados potenciales más dinámicos, puesto que en esta ciudad cuenta con numerosos compradores, tanto establecimientos como restauradores. Sin embargo, Muiños cree que “todavía el público en general desconoce las miles de posibilidades de las algas. Aún nos queda mucho camino por recorrer”. Así, Muiños se llevó a varios cocineros gallegos al mercado de la Boquería para hacer una demostración de un completo menú de degustación. l