“Queremos consolidarnos como socio de la hostelería y ser motor de empleo en España”

“Queremos que los negocios de nuestros clientes sean más rentables para que así puedan crear empleo”, resume Cervera. Precisamente para contribuir al logro de esa rentabilidad, Makro, que “está pendiente de los precios de todos sus competidores”, se ha instalado en pleno centro de Madrid –en el Paseo Imperial, 42- para no sólo aumentar su

área de influencia, sino para que sus clientes tarden en llegar, en hacer la compra y en volver a sus locales mucho menos tiempo.

“Hemos calculado que con el nuevo Makro el tiempo de compra se reduce. La filosofía del centro es llegar en 15 minutos y hacer la compra en otros 15”, dice Cervera, quién cifra en 7.500 los clientes potenciales de este nuevo centro de Madrid (5.500 de hostelería y 2.500 detallistas de alimentación).

En sus 1.600 metros cuadrados de sala de venta, el nuevo Makro de Madrid aglutina 5.000 referencias de alimentación (frutas y verduras, pescadería, carnicería, jamones, quesos, bodega y conservas refrigeradas) y otras 500 de no alimentación (entre unas y otras unas 30.000 menos que en cualquier otro centro de Makro España).

Con esas 5.500 referencias –más de 2.000, es decir un 40%, son marcas propias de Makro (Aro Horeca Select, Rioba, Fine Food, H Line y Sigma tienen una mayor presencia que en otros centros)- Cervera asegura que queda cubierto el 90% de las necesidades de la restauración, ya sea una restauración especializada en servir el menú del día o en proponer una oferta gastronómica más gourmet.

“Queremos hacernos más visibles, que todos nuestros clientes sepan cuáles son nuestras posibilidades y digan con orgullo que compran en Makro independientemente del tipo de establecimiento que tengan”, sentencia Cervera, quién presume de que chefs de la talla de Martín Berasategui, Ángel León, Rodrigo de la Calle, Karlos Arguiñano y José María Arzak, entre otros, ya van a Makro a comprar algunos de los ingredientes con los que después elaboran sus platos.

Menos superficie pero idénticas ventas
Con o sin chefs, lo que Cervera espera para el nuevo Makro de Madrid (que a lo largo de 2013 creará 91 empleos directos –ya hay 84 personas contratadas- y otros 300 indirectos) es que venda tanto como cualquiera de los otros centros que la filial española de Metro tiene en España. ¿La razón? Su céntrica ubicación.

De hecho, sólo unas semanas después de la inauguración oficial, José María Cervera asegura que el balance del funcionamiento y la acogida del centro han sido “muy positivos.

Nunca antes en ningún centro habíamos conseguido activar casi 2.000 clientes en tan poco tiempo”, afirma.

El hecho de que este centro disponga de personal de carnicería y de pescadería las 24 horas del día para que el hostelero pueda hacer sus pedidos telefónicos por la noche, una vez que haya terminado su servicio, y recogerlo o recibirlo al día siguiente tiene parte de culpa de esa buena aceptación.

Razones de sobra para que Cervera asegure que “habrá nuevos Makro como el de Paseo Imperial en otras ciudades”. Aunque opta por la cautela, sí dice esperar que en 2014 el grupo ya tenga otro centro de similares características en nuestro país. “Todas las capitales de provincia son candidatas a acoger un Makro urbano; además ciudades como Madrid o Barcelona podrían acoger más de uno”, sostiene.

Con la vista puesta en abrir un centro como el del Paseo Imperial, Cervera asegura que “no vamos a parar de buscar centros como éste”. Un centro al que el director general de Makro España y Portugal tacha de “hito bárbaro” por ser el primero que el grupo inaugura en el mundo. Y si alcanza el éxito esperado, no será el último no sólo dentro sino también fuera de España.

De hecho, Francia o Italia ya han acogido centros de menores dimensiones a los que Makro nos tiene acostumbrados en España, pero todavía mucho más grandes que el del Paseo Imperial y mucho menos céntricos que el de Madrid.

Preguntado sobre la razón de por qué Metro siempre elige España para lanzar nuevos proyectos (el que estableció un trato más personalizado al cliente también se ejecutó por

primera vez en nuestro país, en concreto en la ciudad de Bilbao), Cervera saca pecho y dice que quizá la causa es que “en España tenemos un potencial bárbaro por explotar y, además, hemos descubierto que nos gusta”.

Sea o no gracias a ese potencial, lo cierto es que Makro cambió su estrategia cuando decidió pasar a la acción y hacer ver al cliente que “si durante muchos años te hemos dejado que vinieras a comprar, ahora queremos ayudarte a que tu experiencia de compra sea más fácil y más rentable”.

“El hoy lo voy a hacer mejor [antiguo lema de Makro] ya no es suficiente”, insiste Cervera. “Ahora lo que nos vale es que hoy lo voy a hacer mejor y diferente, para que cada cosa que hagamos la hagamos mejor y nos planteemos una forma distinta de hacerla. Todavía hay áreas donde podemos ser más eficientes y dar un mejor servicio a nuestros clientes”, apuntala el ejecutivo.

España, en el club de los ocho mejores
Un ejecutivo que ya puede decir alto y claro que tras la reorganización por áreas geográficas de la matriz Metro, Makro España y Portugal ya forma parte del grupo de los ocho países más importantes del grupo (Alemania, Francia, China, Rusia, Polonia, España y Portugal, Italia y Turquía). “España está actualmente en la sexta posición, por delante de Italia y Turquía en términos de volumen”, especifica Cervera.

Otro de los motivos que enorgullecen a este directivo es el hecho de que Makro España sea candidato a hacerse en 2013 con el título de ‘Best place to work’. “El estado del bienestar no es un derecho, es una consecuencia. Nuestros empleados conocen la estrategia de la compañía, la viven y la hacen suya”, explica.

En esta línea, Cervera, que a partir de febrero va a visitar junto al comité de dirección todos los Makro de España y Portugal, asegura que la intención de la compañía es pasar de las 87 personas que componen ese comité a 4.900 personas, que es la cifra que actualmente alcanza la plantilla. “El día que seamos 4.900 personas en el comité de dirección estaremos en otra dimensión”.

De cara a los planes para este 2013, Cervera asegura que no está previsto abrir ningún otro Makro en España “ni de los grandes ni como el del Paseo Imperial”.

Lo que si está en los planes de la firma es continuar con la reforma de los Makro que aún no han llevado a la práctica el nuevo modelo de negocio que empezó hace ahora tres años en Bilbao. “La idea es reformar la tienda de Mallorca y otras seis más en España e implantar el nuevo modelo de negocio en siete de las diez tiendas que Makro tiene en Portugal”, concluye Cervera. JGEMA BOIZA