Restaurante Okra

Okra es un original establecimiento multiespacio de diseño moderno con resonancias neoyorquinas que cuenta con restaurante y zona de copas. Situado en uno de los distritos financieros más elegantes de Madrid, Okra ha estrenado recientemente una nueva carta, ideada por su jefe de cocina Leonardo Gómez, al tiempo que ha rediseñado su oferta diaria de menú al mediodía.

La estancia neoyorquina de Íñigo Peralta como ejecutivo de una firma bancaria le inspiró dos grandes conclusiones. La primera, que quería montar su propio negocio de restauración y dejar atrás el ajetreo de su trabajo como ejecutivo financiero; la segunda, que iba a dar de comer y beber a sus antiguos compañeros de trabajo de la manera que él mismo hubiera deseado encontrar. A partir de esas circunstancias nació el concepto de crear un establecimiento multiespacio que hiciera tanto las veces de restaurante habitual como de local afterwork donde concluir de una manera relajada la jornada diaria.

Los dos espacios de que dispone el establecimiento son muy amplios y están claramente diferenciados. No existe ninguna interferencia posible entre el cliente que ocupa las mesas del restaurante y el que se decide por pasar a la zona de copas, pues la disposición de espacios es en forma de “L”, en cuya intersección se encuentra el vestíbulo y el gran portalón de cedro de la entrada.

Ambos espacios están decorados siguiendo una misma idea hacia la serenidad que aportan las líneas rectas y la calidez de los materiales orgánicos como la madera, el cuero y las plantas, reforzada por el papel de la luz, cuyo tratamiento aumenta la sensación de intimidad.

La nueva carta del restaurante, diseñada por el jefe de cocina Leonardo Gómez, conserva lo esencial de la idea original del establecimiento, con platos como el pulpo a la brasa aderezado con aceite virgen y vinagre de Módena, una receta importada, aunque reinterpretada, por Íñigo Peralta de los restaurantes griegos de Nueva York; el foie mi-cuit con puré de mango, espuma de menta y vinagreta de higos o la corvina asada con cama de berza y cebolla trufada. Además se han incluido nuevos platos como la crema de calabaza y naranja con chips de patata morada o rodaballo asado con ensalada fresca de tomate a la menta y espuma tibia de patatas en salsa.

La propuesta del chef pretende reflejar de esta manera el equilibrio entre los productos y materias primas nacionales de alta calidad y su combinación con algunos de los platos o acompañamientos más representativos de otras tradiciones culinarias. La competencia Gómez culinaria de Leonarda Gómez está suficientemente avalada por sus experiencias anteriores, que le permitieron trabajar con cocineros de la talla de Salvador Gallego durante dos años, con Martín Berasategui cinco años o con Michel Bras durante un año.

Club y grupos
Okra también ofrece un menú diario a mediodía por un precio cerrado de 20 euros más IVA, lo que supone un incremento con mayor significado psicológico que económico respecto a los 17 euros de un año antes. Si bien, Peralta se felicita por el éxito del menú a 17 euros, el resultado fue una excesiva afluencia de público al mediodía que, de algún modo, dificultaba el desarrollo del concepto original. Cambiar el primer dígito por un dos contribuirá, confía Peralta, a desahogar ligeramente tanta presión y armonizar en mayor grado la opción a la carta y la opción de menú del día.

La oferta de Okra se completa con Okra Club, la zona de copas, un espacio relajado donde disfrutar de la noche madrileña, muy caracterizado por su carta con los mejores whiskies de malta y ginebras, así como por un amplio abanico de cócteles. La decoración del espacio, obra de Antonio Juara, recrea los años 70, destacando las paredes repletas de fotos en blanco y negro, luz tenue y ambiente íntimo. La idea de Okra Club, aparte del afterwork, es alargar la cena con la primera copa de la noche, para lo que ofrece música en directo y sesiones con dj’s.

El establecimiento también dispone de una variada oferta para grupos, con menús diseñados específicamente por el chef para este tipo de eventos en el que se pueden acoger hasta 175 personas, a un precio medio por comensal que oscila en torno a los 50 euros en el caso de los menús o de 30 euros si se trata de ofrecer un cóctel.

Juan Carlos Prado

Restaurante/Club Okra
Dirección:
C/ Fernando el Santo, 26 (Madrid). Teléfono: 91 702 38 70

Propietario:
Íñigo Peralta.

Horario:
El restaurante abre de 13.45 h. a 2.00 h. ; cierra los domingos (todo el día) y los lunes por la noche. Okra Club abre de martes a sábados, de 16.00 h. a 2.30 h.

Número de asientos: 80 (hasta 175 en cócteles o recepciones)

Precios medios: 40-50 euros.

Diseño de la carta:
Leonardo Gómez e Íñigo Peralta.

Carta

Primeros
• Pulpo a la brasa aderezado con aceite de oliva virgen
y vinagre de Módena 16,50 €
• Raviolis de gamba y bambú con salsa de mostaza agridulce 13€
• Foie mi-cuit con puré de mango, espuma de menta
y vinagreta de higos 19€
• Risotto de carabineros con ajetes tiernos y chips de alcachofa 21€
• Coquinas salteadas Okra 16€
Pescados
• Corvina asada con cama de hongos y setas y ali oli ligero 19€
• Vieiras salteadas y reducción de Módena con risotto
de boletus edulis 21€
• Rodaballo asado con ensalada fresca de tomate a la menta
y espuma tibia de patatas en salsa 23€
Carnes
• Carpaccio de buey con Parmesano Reggiano y rucola 19€
• Carrillera de ternera lentamente estofada con trinxat de
patata con trufa blanca y salsa satay 19€
• Secreto de cerdo ibéricos de bellota “Reserva especial Isaro”
con vinagreta de P.X. y ensalada de hierbas 21€
Postres
• Chocolate en tres texturas con salsa de cava 6,5€
• Semifrío de frutos rojos de miel y limón 6,5€
• Sorbetes caseros light (0,1% mat. grasa) 6,5€