Revolución gastronómica en Barajas

Áreas ha resultado adjudicataria de la gestión de 47 locales de restauración del Aeropuerto de Madrid-Barajas, en lo que es el mayor contrato de restauración –por volumen y por facturación—de la historia de los aeropuertos españoles. Las cifras son abrumadoras: 17.270 metros cuadrados y un volumen de negocio previsto de 1.480 millones de euros en los diez años que dura la concesión.

La renovación de la oferta gastronómica se realizará por fases, empezando en gran parte en septiembre. Y para la próxima primavera los techos ondulantes de bambú que diseñó Richard Rogers cobijarán algunos de los mejores restaurantes con vistas a la pista de aterrizaje: desde jugosos bocadillos recién hechos hasta las parrilladas más exquisitas, pasando por el marisco fresco y el exotismo de la cocina japonesa.

La nueva oferta gastronómica que engloba 26 marcas de restauración da respuesta a las demandas cada vez más exigentes de los diferentes perfiles de viajeros. Y es que, siendo conscientes de que el perfil del cliente es cada vez más exigente, Áreas diseñó su oferta en base a un estudio encargado a IPSOS, que entrevistó a 2.425 usuarios del aeropuerto madrileño para conocer sus preferencias.

La estrategia de la compañía combina marcas propias renovadas, marcas creadas de la mano de las principales enseñas de gran consumo y franquicias reconocidas a nivel nacional e internacional. Entre estas últimas destacan el Starbucks más grande de Europa, que desembarcará en la T4 del aeropuerto, y Burger King, que llegará por primera vez al aeropuerto de Madrid-Barajas con tres locales. Los tentempiés también correrán a cargo de los mejores especialistas, Paul -presente ya en las mejores localizaciones de París, Londres o Dubai- y Subway –la mayor franquicia mundial- pondrán a disposición de los viajeros su gran experiencia en bocadillos. Para tomar un café y despejarse antes o después de volar nada como el mejor café italiano, que Lavazza proveerá en sus locales Il Caffè di Roma y Espression Lavazza.

Franquicias
En lo relativo a franquicias nacionales los bocadillos correrán por cuenta de Rodilla –sandwichería de Madrid por excelencia —, así como SantaGloria, una bocadillería artesanal y cosmopolita que ofrecerá bocadillos y bollería de una manera poco habitual en un aeropuerto, ya que cuenta con un espacio de ‘showcooking’. El punto castizo lo pondrá la cervecería 100 Montaditos, que por primera vez llega a un aeropuerto. La lista de franquicias nacionales se completa con MasQMenos, que será, con casi 600 metros cuadrados, la cervecería más grande de la T4.

La renovada oferta de restauración también reserva un espacio para la gastronomía más sofisticada. El chef con dos estrellas Michelin Paco Roncero asesorará la carta del gastrobar Bazaar, que ofrecerá cocina vanguardista, informal y original que está llamado a ser uno de los locales estrella del aeropuerto. Para los amantes del pescado, Fly&Fishhh! ofrecerá en Barajas una experiencia gourmet –las ostras son su especialidad- donde tampoco faltarán champagnes y vinos con denominación de origen de calidad. Además, Kabuki propondrá el exotismo de la fusión japonesa con estrella Michelin, y La Mary se centrará en su particular cocina española. Todo ello irá enmarcado en un cuidado entorno.

Más allá de albergar conocidas marcas y cuidados conceptos, en Madrid-Barajas también se podrán encontrar locales ideados en cobranding con marcas de gran consumo muy conocidas, expresamente concebidos para el entorno aeroportuario. De este modo nacen Mahou Sports Bar y Mahou Madrid Mola, que con su apuesta por la tecnología de última generación tiene vocación de convertirse en el meeting point por excelencia del aeropuerto, pues incluirá amplia información de la agenda cultural y de ocio de Madrid para todos sus visitantes. Otra alianza a destacar es la establecida con Evian: el Espacevian ofrecerá comida sana y funcional y se convertirá en un escaparate de innovación y buen gusto y en un paraíso para los pasajeros que buscan cuidarse.

El amplio conocimiento que Áreas tiene de las necesidades del viajero le ha permitido asimismo crear conceptos como Pepito Grillo. Este restaurante, diseñado por el equipo de la reconocida interiorista Sandra Tarruella, dispondrá de zona de ‘showcooking’ y ofrecerá una elaborada carta con carnes y pescados a la brasa y cócteles para la tarde y noche. Otra nueva marca será Deli&Cia, un take away de clara inspiración internacional, así como Eating Point, un espacio multimarca que incluirá la Yoghourteria Danone, Torres, Cutting’s o Urban Grill.

Caffriccio y Eat&Fly, enseñas típicas de los aeropuertos españoles, seguirán presentes tras una profunda renovación, y las propuestas más típicas de gastronomías internacionales se acercarán a todo tipo de viajeros desde World’s Food, un nuevo foodcourt que engloba marcas como Udon y Ándele.

Con la adjudicación de la gestión de 47 locales de restauración del aeropuerto de Madrid-Barajas, Áreas da continuidad a sus planes en este aeropuerto, que se unen a los que la compañía desarrolla en otros 18 aeropuertos de España, en los que gestiona actualmente 221 establecimientos, de los que 156 son cafeterías y 65 tiendas. Los planes de Áreas en Madrid-Barajas despegan así con fuerza hacia lo más alto de la gastronomía. J