Ribs, barbacoa al más puro estilo americano

No fue casualidad que la carretera de Barcelona, la conocida N-II se poblara de restaurantes, donde los pilotos de la base aérea daban cumplida cuenta de carnes a la parrilla. Pero no es hasta 1968 que John McMurray crea el primer y genuino steak house en España. Con la aparición de las primeras cadenas de restauración moderna y sus rasgos más característicos, el emprendedor Juan José González Canga abre en 1991 ,en la demarcación citada, El Descanso La Casa de las Costillas. Este local será la génesis de un nuevo concepto que denominará Ribs: un asador estilo texano donde la carne se preparaba en parrillas con fuego y brasas procedente de carbón vegetal y de los que llegará a abrir una decena, contando con 200 empleados, un tráfico anual de 10.000 clientes y una facturación del orden de 20 millones de euros.

En 2008 The Eat Out Group, dentro de su política de expansión y diversificación, se fija en Ribs para entrar en el segmento de casual restaurants y lo incorpora a su portfolio de marcas, después de una adecuación en toda regla a lo que son las características de funcionamiento y operativa del mismo, incluida su posibilidad de franquicia.

De este modo, Ribs se erige como un referente en materia de conceptos de restauración basados en “costillas a la barbacoa al más puro estilo americano” y donde, como reza uno de sus lemas, en cada local “el fuego se enciende una vez y no se acaba nunca”. En la actualidad bajo esta conocida enseña operan 14 establecimientos de los que 10 se ubican en Madrid y su entorno metropolitano, mientras que en Barcelona dos,y uno, tanto en Valencia como en Bilbao.

Pero hay más, Ribs se distingue de su competencia por genuinos activos en materia de producto y ambientación. En el primer caso, tal como puede observarse en su carta tanto los variados platos basados en carnes y hamburguesas con sus consabidas salsas, las ensaladas o postres son diseñadas desde su departamento de I+D+I, respondiendo a recetas y ficha técnicas originales. En cuanto al diseño de los locales, tanto los de tipo free standing como los que se incorporan a la oferta de los centros comerciales, la originalidad se sustenta en el suministro desde los EEUU de la mayoría de los objetos de decoración con el importante añadido que en cuestión de ambientación musical la selección de canciones y cantantes country provoca que, tal como destaca Antonio Martínez, responsable de franquicias en The Eat Out Group,” los aficionados a este tipo de música se hayan convertido en clientes fieles de los establecimientos”. JR.N.