Rock in Rio Algo rápido en el césped

De todos es sabido que el capítulo gastronómico en este tipo de festivales queda en amplia desventaja frente al musical. Lógicamente ver y escuchar los conciertos es la prioridad, por lo que Husa ha basado su oferta para el público general en la conveniencia, prescinciendo del servicio de mesa, con vistas a una comida sobre el césped artificial que cubre el recinto mientras toca el grupo de turno en el escenario de turno. Bocadillos, wraps, crocas, perritos calientes, snacks, helados, cerveza, refrescos,… En este ámbito de la comida de servicio rápido en Rock in Río, hay un territorio que no controla Husa. Se trata de los puestos que Telepizza y Burger King han instalado dentro de una especie de edificio comercial construido en el recinto de la llamada Ciudad del Rock en Arganda del Rey (Madrid).

Husa ha instalado diez puntos de venta informal de diferente tamaño. Cinco de ellos son barras de 10 m. de largo por 5 de ancho únicamente donde se venderán productos fríos, mientras que las otras cinco de mayores dimensiones (40 m. de largo y 10 m. de ancho) dispondrán tanto productos en frío como en caliente. En este último caso se utilizan equipos de cocina móviles que han sido alquilados (principalmente hornos eléctricos) y existe también una pequeña zona de almacenamiento. Todo pensado para servir a 100.000 personas al día.

En tamaña concentración de público Husa, de acuerdo con Sergio Amigo, director comercial del catering Prats & Fatjó (perteneciente al grupo) y uno de los máximos responsables de la empresa en Rock in Rio Madrid, ha considerado fundamental agilizar el flujo, primero unificando precios: refrescos a tres euros, y bocadillos, wraps y crocas todos a cuatro. En segundo lugar, apoyándose en máquinas táctiles de cobro (proporcionadas por la empresa Futura), que sirven de apoyo a los empleados de los puestos de venta de tickets que estarán colocados en las esquinas de las barras. En total, habrá más de 110 puntos de venta en la zona donde se ubican las barras.

La única bebida alcohólica que se servirá en el recinto es la cerveza Coronita, por lo que no es de extrañar que ya se haya fletado un barco desde México con 5.600 barriles (alrededor de 300.000 litros). Una parte de este producto se venderá por un curioso sistema de venta ambulante. Los vendedores llevarán mochilas térmicas cargadas del líquido que irá llenando los vasos de plástico de los sedientos fans con un surtidor manual. Como proveedores oficiales de refrescos están presentes Coca Cola, Schweppes y Red Bull; en helados Nestlé; y en cafés, la portuguesa Delta.

Los Very Important …

A la carpa Vip que cuenta con dos plantas de 1.000 metros cuadrados cada una le da servicio el catering del grupo Husa Prats & Fatjó con un formato de buffet basado en ensaladas, cremas, segundos con preparados calientes de carnes y pescados, más fruta y postre, claro está. Aún no se sabe si habrá mesas y sillas. La mayoría de las elaboraciones llegarán preparadas desde el Palacio de Congresos de Madrid, actual concesión del Grupo Husa junto con el Grupo Arturo. No obstante, también existen dos módulos de cocina exteriores y una zona de office dentro de la carpa. Los artistas, supone Amigo, pedirán comida en sus camerinos. “De momento no han solicitado nada”. Dará servicio a patrocinadores, invitados y la gente que ha adquirido este tipo de entrada. Permanece abierta desde las cinco de la tarde a las seis de la mañana. (www.rockinriomadrid.terra.es) l
Elia García