Rodilla aumentó un 12,5% su facturación en 2015 logrando beneficios

La renovación de la imagen de los restaurantes de Rodilla se completará en 2016.
La renovación de la imagen de los restaurantes de Rodilla se completará en 2016.

La facturación de la cadena de casual food saludable Rodilla creció un 12,5% en 2015, alcanzando los 92 millones de euros y un beneficio de dos millones, según los resultados dados a conocer este lunes en Madrid por sus responsables.

El importe de ventas comparables anuales totales de la cadena aumentó un 9,4%, mientras que las visitas a sus locales también crecieron un 6,5% el año pasado, elevando el ticket medio de sus establecimientos un 2,7% respecto a 2014. Asimismo, su fuerza laboral creció un 10%, situándose en 1.900 empleados para sus tres marcas (Rodilla, Café de Indias y Café Jamaica).

Dentro de sus categorías de productos, el sándwich frío sigue siendo el referente, con unas ventas de casi 22 millones, siendo el de ensaladilla el más popular con 3,3 millones de unidades vendidas.

Sin embargo, los responsables de la enseña destacan el fuerte crecimiento de otros productos tras la puesta en marcha del plan estratégico para la renovación de la marca en 2012, como las focaccias (49,19%), las ensaladas (37,82%), los sándwiches calientes (18,19%) o los desayunos (10,71%).

La responsable de este plan y CEO de Rodilla, María Carceller, ha explicado los buenos datos del grupo en 2015 como el resultado de la consolidación del proyecto de renovación de imagen de la marca iniciado en 2012 con Damm y en el que se ha invertido 5 millones de euros; la apuesta por un público más joven (en 2015 el segmento de 18-35 años incrementó un 30% sus visitas a los locales de Rodilla) y la expansión nacional de la compañía.

Estos tres factores, explican según Carcelller, que Rodilla alcanzara en 2015 la fase de estabilización con dos años de adelanto respecto a lo previsto en el Plan Estratégico puesto en marcha en 2012.

De esta manera, la compañía ya se encuentra en fase de ejecución de un segundo plan que abarcará hasta 2019 y que prevé una inversión de 4,7 millones de euros con el objetivo de elevar un 10% el volumen de ventas en 2016 y superar la facturación de 2008, año en que comenzaron los descensos en el sector de restauración de servicio rápido.

En el capítulo de la expansión, la cadena abrió 18 nuevos locales en España el año pasado, con la entrada en mercados como Barcelona (5 locales), Zaragoza y Marbella (2 locales), lo que eleva a 100 el número de establecimientos de Rodilla, un 40% de ellos propios.

Los responsables de la cadena apuestan por seguir creciendo en 2016 a nivel nacional con una previsión de 10 nuevas aperturas fuera de Madrid y apostando por el crecimiento de la mano de franquiciados con más locales en su cartera hasta alcanzar un split de 70% establecimientos bajo este modelo y 30% propios. El objetivo de Rodilla es aumentar en 50 el número de puntos de venta hasta 2019. Dentro de la capital, el crecimiento se centrará en enclaves estratégicos como estaciones, centros hospitalarios o en campus universitarios como el de la Universidad Francisco de Vitoria, donde acaban de poner en marcha un nuevo servicio de cafetería.

Por otra parte, Ángel Fernández, responsable de Marketing de la firma destacó la importancia del cambio de imagen de marca en la obtención de buenos resultados, una renovación en la que se invirtieron 5 millones de euros y que afecta ya al 90% de los establecimientos de Rodilla y que en este año se aplicará al 10% restante.

Su idea es consolidar a la marca como un punto de encuentro con iniciativas en la línea de Rodilla Conversa, unas acciones puestas en marcha en 2015 en torno a temáticas diversas para ofrecer a los clientes experiencias que no puedan conseguir en otros sitios. Todo esto sin dejar de enfatizar que se trata de una cadena de producto de calidad, saludable y se prepara de modo artesano a diario en las tiendas y a la vista del público.

Estos cambios se seguirán aplicando, además, a las cartas de los locales con la incorporación de nuevas especialidades  y la rotación de referencias en las ya existentes (sándwiches fríos y calientes, ensaladas, wraps, focaccias…), en sintonía a las variaciones en los hábitos de consumo de las nuevas generación es de clientes, que tienden a suprimir el modelo de tres comidas diarias y exigen novedad, calidad y diálogo con la cadena.  La estrategia, en este punto, pasa también por potenciar la interacción con los clientes a través de las redes sociales y la extensión de las aplicaciones de pedido online y puntos de fidelización para usuarios. Para reforzar esta imagen la cadena pasará, según ha recalcado Fernández, a desarrollar una campaña mensual de comunicación.

Asimismo, según Carceller, además de potenciar el takeaway y los desayunos y las meriendas, que vuelven a cobrar fuerza, Rodilla se esforzará por posicionarse como escenario de las cenas, un momento de consumo por mejorar.

En cuanto a las ofertas de internacionalización a través de franquicias recibidas por la compañía desde países como México, Arabia Saudí o Egipto, Carceller ha insistido en que de momento su objetivo pasa por la consolidación nacional y el conocimiento de las fortalezas de una marca recién renovada para tomar decisiones en torno a potenciales mercados exteriores.