¿Sabe cómo estructurar las acciones formativas para captar la atención de la audiencia?

Es muy importante señalar la necesidad de utilizar medidas y datos cuantificables para poder determinar el logro de los objetivos. Hay que destacar que un objetivo debe cumplir una serie de características para que funcione. Debe ser específico y formulado en términos positivos, medible, alineado con los objetivos estratégicos de la empresa, realista y temporalizable.
Una vez tenemos la información necesaria sobre el objetivo de la formación, es fundamental delimitar los siguientes elementos: la duración de la formación, qué tipo de medios audiovisuales tendremos disponibles, qué métodos didácticos utilizaremos y qué temas vamos a tratar.
La guía didáctica de formación es un planning de los temas que se van a ir tratando en la exposición. Es el camino que se debe desarrollar para llegar a nuestro objetivo predefinido ya en la preparación. Nos dice todo lo que debemos hacer y en qué momento lo debemos hacer.
Podemos diferenciar los guiones basados en el tiempo cronológico de la exposición y los guiones basados en el objetivo de la exposición
Los primeros, nos dan una información permanente de lo que debemos hacer en cada momento; un orden cronológico de los pasos a seguir en nuestra exposición. Normalmente, cuando alguien realiza una charla diseña algún guión de este tipo. Se basan en tres variables: el tiempo, la actividad y los medios que se van a utilizar.
Mediante estas tres variables, sabemos lo que hay que hacer (ACTIVIDAD) y cuales son los medios audiovisuales (MEDIOS) que voy a utilizar en cada momento de la exposición.
Otro método de diseñar guiones, es haciendo referencia al objetivo de la exposición. Una exposición tiene diferentes fases: introducción, desarrollo y final.
En la fase inicial, exponemos el objetivo formal de nuestra formación, luego lo desarrollamos para, en la fase final, resumir dando nuestro objetivo material, que es el mensaje que nosotros pretendemos que se lleve nuestra audiencia una vez terminada la sesión.
Un objetivo siempre se puede desmenuzar en subobjetivos, los cuales son necesarios para poder entenderlo. Así, todo tema de exposición se puede dividir en subtemas necesarios para poder entender ese tema original. Estos subtemas, además, los podemos subdividir en diferentes argumentos que nos lleven también a su explicación.
Los medidos didácticos empleados en una acción formativa pueden ser varios. El rol playing es uno en el que los participantes asumen un rol o papel en el que han de tomar decisiones, resolver un conflicto o concluir una situación determinada. Esta dinámica promueve las cualidades de empatía y comprensión entre otras actitudes y ayuda a que se manifiesten distintos puntos de vista. Ofrece a los participantes la oportunidad de aprender diferentes comportamientos, desarrollar un pensamiento crítico, una agilidad en la toma de decisiones y fomentar la asertividad.
Los estudios de caso son ejercicios eminentemente prácticos que consisten en realizar una descripción detallada de un problema de comercialización o de gestión con el objetivo de estudiar y analizar para el entrenamiento de toma de decisiones. La capacidad de identificar de manera crítica y abierta el problema, sus causas y aquellas acciones encaminadas a solucionarlas constituye un indicativo de la importancia de este método.
El estudio de casos permite al participante en formación ubicarse en un entorno en ocasiones inusual para el desarrollo de toma de decisiones. Igualmente se podrán obtener diferentes soluciones a una misma situación, tomando en cuenta determinados objetivos a medida que cambian los recursos disponibles, el entorno u otros aspectos involucrados.

Medios audiovisuales

Los medios audiovisuales permiten a los participantes comprender de manera visual y auditiva las situaciones propuestas en la presentación y ayudan a captar su atención. Los diagnósticos ayudan a comprender y mejorar de manera intrapersonal las competencias a desarrollar.
El diseño pedagógico de una acción formativa es fundamental para coordinar y colaborar con los objetivos de la empresa, así como para establecer todavía más la excelencia y calidad en la formación.