Sabores de pasión en las cartas de los restaurantes compostelanos

La nota común a cada una de estas propuestas gastronómicas es que, conforme a las fechas, la carne brillaba por su ausencia, sobre todo en las dos primeras. Las Rutas Capuccinas propusieron cafés y helados con colores alusivos a los de los trajes de las once cofradías de la ciudad del Apóstol. En cuanto a los restaurantes se pudieron degustar platos especiales y típicos de las fechas de la Semana Santa, como el Potaje de Vigilia, a base de garbanzos, bacalao y verduras. Aún así, la mayor parte de los platos tienen una demanda “residual”, según la mayor parte de los profesionales del sector quienes aseguran que el grueso de la oferta se asienta en propuestas para las que no hace falta estar en periodo de vigilia para conocerlas. Es el caso de la Cazuela de gulas y pulpo, el Pez espada a la parrilla o los Fideos con almejas y el Congrio con verduras. l A.B.