Salsas en quick service

1. ¿Cuántas variedades diferentes de salsas utilizáis?
2. ¿Se elaboran en los propios establecimientos, vienen ya todas listas para regenerar/servir, semiacabadas…?
3. ¿Qué volumen de salsas aproximadamente consume cada restaurante en un año?
4. ¿Cuántas nuevas referencias tenéis previsto introducir cada año/temporada?
5. ¿Qué formato/s os resultan más cómodos?
6. ¿Qué caducidad tienen estos productos?
7. ¿Son salsas personalizadas o del catálogo de vuestros proveedores? ¿Quiénes son estos?
8. Evolución del consumo de salsas en vuestros restaurantes

SPOLETO

1. Actualmente estamos ofreciendo a nuestros clientes cinco salsas calientes (tomate, bechamel, boloñesa, 4 quesos, funghi) y una fría (aceite de oliva virgen extra).

2. Todas nuestras salsas vienen listas para regenerar y servir, buscando la facilidad operativa, el control de costes y la garantía de calidad.

3. Aproximadamente diez toneladas por restaurante. Es uno de nuestros productos con mayor consumo.

4. Según demanda de consumidores, ya que hacemos continuas encuestas de satisfacción. En torno a una o dos al año.

5. Debemos hallar un punto de equilibrio entre facilidad de manejo (para minimizar riesgos laborales de nuestros empleados), operatividad (estamos reponiendo constantemente las salsas por su alto consumo), y aseguramiento de la calidad (ha de ser un formato fácil de consumir para no almacenarlo más de unas pocas horas). En la actualidad utilizamos botes de dos kilos en congelación.

6. En congelación hablamos de caducidades de hasta 12 meses.

7. Hemos desarrollado junto a nuestros proveedores recetas personalizadas, para asegurar en todo momento que cumplimos con nuestro objetivo de calidad, sabor y frescura en nuestras salsas. Trabajamos en la actualidad con Crop Salsa y La Española.

8. Nuestra evolución de consumo vendrá de la mano de los restaurantes que vayamos a incorporar a nuestra cadena en el futuro. Las tendencias del sector tienen que aunar la calidad y sabor, percibidas por un consumidor cada vez más exigente, con las necesidades de los conceptos de restauración: personalización, ayuda a controlar el coste mediante la introducción de 4ª gama y facilidad operativa y de manipulación en el restaurante.

BBQ CHICKEN

1. Frías tenemos la de Yogurt y la César; y calientes, la Bbq, Barbacoa, Salsero y Deri-q. 
2. Todas las salsas se entregan ya terminadas.

3. Como los locales van aumentando no tenemos el estudio de la evolución de las salsas. 
4. Una o dos anuales. 
5.Depende del tipo de salsa, cuando es más líquida, en bolsa. Si es algo más consistente, en otros envases. 
6. Normalmente la caducidad de las salsas es de seis meses. 
7. Propias, directamente de nuestra fábrica de Corea nos llegan la Barbacoa y DeriQ. Y de proveedores externos, el resto de salsas, como Estragues, Griffith Laboratories, Eurocatering y Calve. 
8. Lo cierto es que la gente agradece las salsas en los menús. De hecho, suelen ser de los más solicitados. Se podría decir que las salsas son una forma muy fácil de personalizar cada menú.

DÖNER KEBAP
 
1. Dos, las dos frías
2. Vienen listas para el consumo

3. Ciento cuarenta toneladas
4. Una
5. En cubos de diez litros

6. Un año 
7. Si, las salsas las preparan en exclusiva para nosotros, El proveedor es Heinz
8. Las salsas forman parte de nuestro producto principal, el Kebap. Según vayamos introduciendo nuevas variantes también introduciremos nuevas salsas.

YUM
(PIZZA HUT Y KFC)

1. De quince a veinte variedades
2. Listas para regenerar y servir
4. Dos aproximadamente

5. Monodosis y de un kilo
6. En torno a seis meses
7. Tenemos tanto salsas personalizadas como de las estándar del proveedor. Tenemos varios proveedores
8. Es un consumo en crecimiento, tanto en surtido como en volumen.l
E.G.G.