Sanidad da un toque de atención a Fehrcarem

La ministra ha decidido romper el convenio tras los “reiterados incumplimientos que ha venido provocando la compañía Burger King” con sus campañas de publicidad en la que promocionaba las hamburguesas gigantes y, de esta manera, romper con el punto cinco de la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), que “anima a la industria alimentaria a que patrocine eventos deportivos y difunda todas aquellas actividades y campañas sobre estilos de vida, nutrición, actividad física y salud”.

Según Juan Ignacio Díaz, gerente de Fehrcarem, “el pasado 6 de noviembre recibimos un comunicado a través de la Fehr del presidente de Aesa [Asociación Española de Salud Alimentaria], asegurando que uno de nuestros miembros, más concretamente, Burger King, estaba incumpliendo el convenio en la lucha contra la obesidad”, asegura el gerente de Fehrcarem. La campaña XXL finalizó el 19 de noviembre y, según Aesa, continuó promocionando otro nuevo producto que “seguía atentando contra la Estrategia NAOS”. Aún así, la Junta Directiva de Fehrcarem, en una reunión mantenida el pasado 14 de diciembre, ratificó su propósito de seguir en la línea del convenio firmado con el Ministerio de Sanidad, “manifestando su apoyo y respaldo sin fisuras a todos los contenidos de la Estrategia NAOS”, aclaró en un comunicado al día siguiente.

El gerente de Fehrcarem se niega de forma tajante a la expulsión de Burger King de la federación, “porque hemos demostrado todos nuestros esfuerzos en la lucha contra la obesidad. Es pura demagogia, una exageración”, señaló.

Ante la pregunta de encontrar convergencias para dar con una solución rápida, Juan Ignacio Díaz aclaró rotundamente: “Yo no he denunciado el convenio, es la Aesa la que tiene que dar ahora un paso adelante y buscar ella la solución”.

A partir de ahora, la ministra de Sanidad y Consumo firmará acuerdos particulares con empresas de la federación que muestren interés por la lucha contra la obesidad (McDonald´s y el Grupo Vips ya lo han mostrado), pero ni la compañía de restauración rápida ni Fehrcarem podrán formar parte de la Estrategia NAOS.

En España, alrededor de un 8,5% de niños de entre dos y diecisiete años tiene sobrepeso. Además, en los últimos años, el porcentaje de niños obesos en edades comprendidas entre seis y doce años ha pasado de un cinco a un dieciséis por ciento. Por este motivo, Elena Salgado apuntó que el ministerio ha pensado poner en marcha un nuevo instrumento para proteger a los consumidores, llegando a los tribunales de justicia si fuera necesario. La Aesa, que ampliará sus competencias y cambiará su nombre para pasar a denominarse Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), será la encargada de denunciar ante los tribunales la publicidad engañosa en materia alimentaria. l JORGE TODOLÍ