Sarkozy no puede con Merkel y no consigue el IVA reducido

El nuevo round ha quedado en tablas, ya que se ha diferido la posible toma de postura a marzo del 2009 con un final en Enero de 2011. De este modo la presidencia de Sarkozy en la UE no ha servido para lograr la tan ansiada y prometida baja.

Pese a ello, el ambiente que reina en el seno de la UE gira cada vez más en torno a que las decisiones unilaterales, en materia como ésta, donde la excepcionalidad puede aplicarse al tomarse medidas en un sector intensivo en mano de obra, no cabe duda facilitará que, en breve, veamos a uno de los Gobiernos partidarios de la baja de tipos, promulgar el decreto correspondiente ¿Será Francia quien de el primer paso?