«Un sector fundamental para la economía», por José Luis Yzuel (presidente de la CEHE)

Por José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España.

El sector de la hostelería en España es fundamental para la economía española y antes de la crisis representaba el 6,2% del PIB. Hasta marzo de 2020 era capaz de generar empleo directo para más de 1,7 millones de personas, en sus más de 315.000 establecimientos, con una facturación superior a 129.000 millones de €.

CEHE Jose Luis Yzuel
Foto: José Luis Yzuel, presidente de CEHE.

El sector hostelero está formado principalmente por empresas familiares y autónomos. Sus empresas son de reducido tamaño, lo que las hace especialmente sensibles ante la caída de ingresos. El 95% de los negocios hosteleros tienen menos de 10 empleados en plantilla y de ellos el 45% no cuenta con trabajadores, por lo que un elevado porcentaje de estos negocios depende exclusivamente de los autónomos, grandes perjudicados por esta crisis. El año 2021 no comenzó mejor a como terminó 2020, debido a las condiciones meteorológicas adversas y al aumento de las restricciones derivadas de la tercera ola.

De este modo, en los primeros meses del año y al comparar con meses de 2020, no afectados todavía por la pandemia, el sector hostelero siguió suponiendo caídas respecto al año anterior. A partir del mes de marzo, el sector hostelero empezó a recuperar las cifras de 2020 en tasa interanual al compararse con los meses más afectados por la crisis, aunque todavía muy por debajo de los niveles precrisis.

Desde el mes de junio, gracias al consumo nacional, ya que las restricciones hacen que el balance en el turismo internacional siga siendo negativo, se empieza a mostrar un balance medio del año positivo. La restauración, actividad que está supeditada principalmente al consumo interno, muestra una recuperación más acelerada, mientras que las actividades de alojamiento van a un ritmo más lento por su dependencia del turismo internacional.

La situación de la hostelería española

En la media del sector de la hostelería la cifra de negocios hasta agosto supone un 22,5% más respecto al mismo periodo del año anterior, aunque comparando con 2019, todavía supone un descenso cercano al 40%. La restauración muestra una evolución positiva de un 19,9%, mientras que el alojamiento crece un 30,8%. La comparativa de cifras con el año 2019 nos muestran descensos, de un 32,7% en restauración y de un 53% en alojamiento.

Hostelería en Cádiz
Foto: Unsplash.

Respecto al empleo, en los nueve primeros meses del año hay 1,4 millones de trabajadores, 63.000 menos que en el mismo período del año anterior. No obstante, los datos del empleo desde el mes de junio reflejan el impacto positivo de la relajación de las medidas con una recuperación del empleo respecto al año anterior, aunque todavía no se han alcanzado los niveles precrisis, y todavía supone 238.000 trabajadores menos que en 2019. Además, en septiembre aún estaban acogidos a ERTE 92.000 personas, el 37% del total de los ERTE.

Respecto a los precios, los de restauración moderaron el crecimiento hasta niveles de 2017 y en lo que va de año se mantienen contenidos y evolucionan en tasa interanual por debajo del IPC general. Las actividades de restauración tienen un crecimiento acumulado de un 1,1% hasta septiembre, frente al 3,1% del IPC. El sector hostelero está afectado por las fuertes subidas de la electricidad y ciertos productos de los que depende en gran medida, como las bebidas y los aceites.

En los meses de verano el sector hostelero ha tenido un fuerte impulso respecto a 2020, con una caída de la facturación respecto a 2019 que se ha situado entre un 20-30%. Esta recuperación esperamos que vaya mejorando en lo que queda de año, aunque todavía se mantendrá por debajo de los niveles precrisis, situación que permanecerá durante 2022 hasta al menos el comienzo de 2023, en el mejor de los escenarios.

La hostelería de la recuperación

En cualquier caso, es el momento de empezar a diseñar la hostelería de la recuperación que marque las líneas del sector del futuro. Esta reconversión pasa por algunos aspectos ineludibles: digitalización, sostenibilidad, formación y profesionalización, que van de la mano.

empleados hosteleria formacion
Foto: Shutterstock.

Tenemos el compromiso como empresas y, como personas, de contribuir a minimizar el impacto ambiental y contribuir a una sociedad cada vez más sostenible.  Por ello desde estamos trabajando ya en los proyectos Calles Vivas y Huella Verde para reducir la huella de CO2. La formación y profesionalización del sector es fundamental para mejorar la experiencia del cliente.

Por ello estamos trabajando en Campus de Hostelería, un proyecto en el que participan activamente las asociaciones que componen Hostelería de España, y que desde el profundo conocimiento sectorial y de las necesidades de sus trabajadores, nace con la vocación de convertirse en el centro formativo de referencia del sector. Por otro lado, la hostelería no puede quedarse al margen la revolución digital que está viviendo nuestro país, y para ello es necesario el apoyo de las Administraciones para que esta digitalización llegue a todos y cada uno de los negocios.

Todo esto lo tenemos que hacer para seguir siendo un sector con futuro, y mantener nuestro importante peso en la economía nacional.

¡Más noticias sobre Hostelería de España aquí!