¿Cómo mantener la seguridad en una instalación de CO2?

El dióxido de carbono (CO2) es un gas de uso común en los establecimientos hosteleros, cuya finalidad es la carbonatación e impulsión de cervezas y refrescos, aunque también tiene otros usos a nivel alimentario. Es un gas inodoro, incoloro, ligeramente ácido y no inflamable, por lo que es indetectable por los sentidos, aunque no es tóxico ni especialmente peligroso para la salud de las personas.

Pero hay que tener en cuenta que, si se manipula de forma incorrecta en un entorno cerrado y se mantiene una persona expuesta a una concentración elevada de CO2 durante un periodo prolongado en el tiempo, se genera un riesgo de asfixia, ya que el dióxido de carbono desplaza el oxígeno presente en el aire (suboxigenación).

Seguridad para el CO2

Para Nippon Gases la seguridad es lo primero, por ese motivo en las instalaciones de botellas de CO2 grandes que realiza la marca se coloca un analizador de O2/CO2 ambiente. Estos equipos se sitúan a 1,5 metros del suelo y van conectados al cuadro de alarmas, lo que permite generar una alerta en el momento en el que se produce una atmósfera insegura en la sala, avisando al trabajador de esta situación.

CO2 Nippon Gases
Foto: Nippon Gases.

Concentración recomendable de oxígeno en la sala:  19,5% – 23,5%

Concentraciones de dióxido de carbono máximas según tiempo de exposición:

  • 15 minutos de exposición: 1,5% concentración máxima.
  • 8 horas de exposición: 0,5% concentración máxima.

Calidad y trazabilidad

Las botellas de CO2 que suministra la firma cumplen con los más altos estándares de calidad y trazabilidad del mercado, y además cuentan con un registro sanitario del gas carbónico en exclusiva para atender a los clientes de hostelería a nivel nacional. Por estas razones, Nippon Gases es mucho más que un proveedor de gases, sino un socio estratégico que con sus servicios y soluciones tecnológicas mejora la seguridad y productividad de sus clientes.

Un buen mantenimiento es imprescindible para inspecciones de trabajo, auditorías y renovaciones de certificaciones ISO. El servicio de mantenimiento para analizadores de Nippon Gases garantiza una seguridad óptima de las instalaciones e incluye:

  • Revisión periódica
  • Calibración del equipo
  • Cambio de la célula
  • Checklist de verificación
  • Rutina de mantenimiento
  • Pegatina identificativa
  • Documentación de las revisiones

¡Más productos novedosos para el sector de la hostelería aquí!