¿Será 2010 el año del despegue del desarrollo sostenible en la hostelería?

Parecería que esto de lo sostenible sólo debería afectar a las grandes corporaciones. Pues no, casi todas las empresas están trabajando en pos de un mínimo protocolo de sostenibilidad que pueda crecer y que permita crecer con él a la empresa.
Así, en tema de equipamiento y suministros ya se cuenta con ecolabels tales como el FSC y el PEFC y decisiones importantes se empiezan a tomar en materia de productos de limpieza, de uso único, de equipos y de suministros de oficina, así como en los referentes al mantenimiento de las instalaciones.
El tema va tan en serio que ya se ha escrito en esta revista que McDonald´s posee todo un protocolo medio ambiental (su plan de movilización de los proveedores tiene en el caso de Link un magnífico ejemplo) y una ‘política verde’ que comienza a aplicar paulatinamente.
Y, si en restauración comercial es suficiente referente, en restauración para viajeros, Autogrill posee su Afuture, un denso programa sobre sostenibilidad cuyo ‘rapporto 2008’ nos permite conocer como trabaja en pos de que sus locales sean ecosostenibles y que la energía consumida se reduzca así como los residuos de envases.
Por su parte, en hoteles, nos sirve el ejemplo de la cadena NH Hoteles, que está desarrollando el proyecto 2008-2012 de sostenibilidad, donde el grupo asume el objetivo de lograr cuatro metas fundamentales en un periodo de tiempo de tan sólo cuatro años. Estas metas son las de reducir en un 20% el consumo de energía, reducir en un 20% también las emisiones de CO2, disminuir en un 20% el consumo de agua y reducir en el mismo porcentaje de un 20% la producción de residuos.

Restauración social
Finalmente, en materia de restauración social, Sodexo va por el mismo camino. Así por ejemplo, bajo el lema ‘The better Tomorrow Plan (el plan del mañana)’, desde noviembre del pasado año, el grupo fundado por P. Bellon ya posee su hoja de ruta en materia de desarrollo sostenible, desarrollada bajo tres pilares: We Are (somos), We Do (hacemos) y We Engage (nos involucramos/ participamos).
Dentro, concretamente del relativo al We Do, figura el compromiso con el medio ambiente y las compras sostenibles, donde posee cinco años (2009-2015) para inventariar programas, definir la lista de productos sostenibles, extenderla a sus unidades operativas y lograr que en el último año, al menos en productos de limpieza, papel y desechables, todos los proveedores, estén comprometidos con el desarrollo sostenible. En una segunda etapa, hacia el 2020, todos los equipamientos y suministros deben proceder de este tipo de proveedores.
En este orden de consideraciones, empresas proveedoras de equipamiento hostelero ya han definido sus estrategias en materia de desarrollo sostenible, como es el caso de Electrolux Professional con su programa Green Spirit, el del Go Green y Enerlogic de Manitowoc-Enodis o Hobart que lo ejecuta a través del Hobart Center for Foodservice Sustainability (HCFS).