Shanghai mama estrena en el barrio de Salamanca su quinto restaurante

El quinto restaurante de Shangai mama se encuentra en la calle Juan Bravo.
El quinto restaurante de Shangai mama se encuentra en la calle Juan Bravo.

Shanghai mama acaba de inaugurar su quinta sede en la capital en menos de dos años, esta vez en el barrio de Salamanca, en el número 25 de la calle Juan Bravo, continuando el crecimiento del grupo que llegó en marzo de 2016 a la zona de Cuzco (Infanta Mercedes, 62), al barrio de Las Tablas a principios de 2017 y este año a Arturo Soria y Chueca.

A pesar de su espectacular decoración, el Shanghai mama del barrio de Salamanca conserva un ticket medio muy asequible (25-30 euros). El reformado espacio, obra también de la diseñadora Aurora Gámez, sumerge en una atmósfera de inspiración vegetal con juegos de luces en los que predominan el verde y el dorado y aunque se mantiene la misma línea decorativa que en los demás, este local tiene un ambiente diferente y exclusivo que lo convierte en el más distinguido de la firma.

Destacan las mesas de la zona central, que dan la bienvenida al bajar la escalera principal tras pasar la luminosa claraboya, delimitadas por una preciosa lluvia de finas cadenas doradas. Al fondo hay un rincón más íntimo con tres mesas redondas que cuentan con cierta independencia, separadas entre sí por cañas.

En Juan Bravo, se podrá disfrutar de platos como el Pato Shanghai mama crujiente en salsa de almendras, el Secreto ibérico al estilo Chao Shao, su Xiaolongbao relleno de carne y trufa negra o de setas y foie, el Ku bak crujiente de pollo y mariscos con huevo de pita pinta, la Berenjena salteada en salsa yu-xiang o el Wonton de Sichuan con aceite picante, además de novedades que irán introduciendo en su carta cada temporada como la Sopa agripicante, ideal para el invierno. Una cocina que combina tradición y lo último de la gastronomía callejera china con los mejores ingredientes nacionales entre los que se pueden encontrar el solomillo, el secreto ibérico o la merluza de pincho. Despunta la bodega, incluye muchos vinos españoles entre los que no faltan las clásicas D.O. (Rueda, Rioja, Rías Baixas), sin olvidar la de Madrid, Ribeira Sacra, Toro, además de generosos, champagne y vinos dulces.