Sighore: quince años de servicio y tecnología puntera para restauración

Su experiencia y vocación de servicio permanente, junto a su oferta tecnológica han sido básicos pilares sobre los que consolidarse en España, como empresa especializada en sistemas tecnológicos de última generación para la gestión de restaurantes, la videovigilancia, el control de presencia y la cartelería digital.

La compañía nació a partir de la delegación de Siemens-Nixdorf en Cataluña y Baleares y, actualmente, cubre toda la península gracias a un acuerdo que en 1994 firmó con su partner Codisys. Actualmente, además de en España, ofrece sus servicios en Andorra y Portugal. Así, la compañía como tal se fundó en 1995 y, al principio, su oferta se centró en la comercialización de TPV. Los inicios no fueron fáciles: “Nuestro target venía de las cajas registradoras y nos costó introducir los TPV. Tuvimos que realizar un gran trabajo comercial, pero después el cliente se dio cuenta de los importantes beneficios para el control de la información y de la gestión de su negocio que le aportaba la nueva tecnología”, expone Jorge C. Juárez Ayuso, fundador y director general de la compañía.

El otro cambio importante en la evolución de Sighore se produjo en 1999, cuando se abandonaron los sistemas operativos MS-DOS y llegó al mercado la pantalla táctil: “Fue una revolución para el sector de la restauración porque permitió pasar del sistema número tradicional al sistema visual”. Durante estos quince años, Sighore ha apostado por las nuevas tecnologías como un factor imprescindible para conseguir una gestión eficaz e incrementar la competitividad:
Ahora, para ser coherente con el lema del cumpleaños “15 años con espíritu de servicio”, Sighore ofrece también consultoría personalizada. La compañía dispone de un equipo de asesoría tecnológica que analiza cada negocio de forma individualizada. Porque es consciente del valor de la gestión de backoffice. Para ello, ha creado el departamento de proyectos, que dirige Jordi Garolera que trabaja de la mano del área técnica, comandada a su vez por Joaquim Carmona.

Una de las últimas novedades que Sighore ha incorporado a su porfolio de productos es el sistema de cartelería digital, convirtiéndose en una de las pocas empresas que lo ha introducido en el sector de la restauración. Se trata de un potente canal de comunicación que es más atractivo para cautivar a los clientes, le permite informar de sus ofertas y promociones, es una plataforma para difundir imagen de marca y puede suponer una fuente de ingresos extra a través de la publicidad.

Quioscos inteligentes
Los Smartkiosk permiten que sea el mismo cliente el que realice sus pedidos a través de una pantalla táctil, sentado en la misma mesa. Las principales ventajas de los nuevos terminales son que permiten una mayor rotación de los clientes, porque evitan el tiempo de espera al camarero y que agilizan el proceso ya que el mismo terminal envía directamente las peticiones a la cocina y a la barra. Además, el sistema evita errores de cobro y de entrega de los pedidos, y puede estar activo las 24 horas del día durante todo el año. “Evita manejo de dinero por parte de los trabajadores y da un servicio mucho más rápido”, subraya Juárez.

Sighore también apuesta por reforzar la seguridad de los establecimientos y poder ejercer un mayor control sobre el personal. Por ello, ofrece equipos de videovigilancia de última generación que permiten vigilar las cámaras instaladas en los locales. Otra de las soluciones que Sighore aporta al mundo de la restauración son los equipos para el control de la presencia de sus empleados, a través de sistemas como la huella digital, las tarjetas magnéticas o las tarjetas de proximidad. Unos terminales que permiten sacar informes de entradas y salidas, ausencias y horas extra.

Mas de quinientos clientes

Actualmente, Sighore cuenta con más de 500 clientes, entre los cuales se encuentran algunas de las cadenas españolas más importantes, como Grupo Moncho’s, Husa Restauración, Il Caffe di Roma –Lavazza, Rank Group, Tapas Bar, Paradis Group, Panchito, Luz de Gas, Compass Group, Grup Travi, y también restaurantes de renombre como Botafumeíro, Rías de Galicia, El Velódromo, Hofmann, Comerç24 o Vallparc. En Andorra, trabaja para las estaciones de esquí Grand Valira y Vallnord, y para los restaurantes del grupo Pyrénées.