Sinergias y objetivos comunes

Todos ellos se encargaron de explicar cómo favorece a las empresas alcanzar este tipo de alianzas y qué puntos hay que tener en cuenta a la hora de llevarlas a cabo, centrándose especialmente en las sinergias que surgen ante la asociación entre dos negocios complementarios, como pueda ser el de los fabricantes de café y los de máquinas de vending (Toscaf-Saeco). José M. Montis y Roberto Blanco señalaron que cada una de las partes ha de aportar “valor añadido, que puede ser material o informativo, al tiempo que existan objetivos y soportes técnicos comunes y respaldo en los respectivos productos que conduzcan a la generación de sinergias y llegar al cliente con una solución completa”.

Adriá Navarro apuntó que “para lograr un acuerdo beneficioso para ambas partes es necesario que las compañías tengan muy claro lo que quiere hacerse a la vez que paciencia, ya que muchas veces lo que está en juego son relaciones a largo plazo y de cara al futuro”. Por su parte, David Navarro profundizó en las ventajas de asociarse con una compañía de mayor tamaño ya que la menor “se asegura de que la gente identifica sus productos con una marca”. Aunque las alianzas no están exentas de riesgos, ya que como afirmó Ramón Colell muchas veces la labor de una empresa para con sus asociados es la de asesorar pero “si uno no da con el interlocutor adecuado, puede perderse mucho tiempo y producirse un gran desgaste”.l