Sodexho España apuesta por dinamizar el comedor escolar

El estudio, presentado el pasado mes de marzo, recoge los resultados de una encuesta realizada a directores o jefes de estudio de doscientos centros educativos públicos de la Comunidad de Madrid. En él propone además una serie de mejoras orientadas a potenciar el comedor como un espacio educativo.

De los datos de esta encuesta se desprende el interés de la compañía especializada en restauración colectiva y facilities management, por involucrar a todas las partes que, directa o indirectamente, tienen algo que ver con el comedor escolar. Así, Sodexho plantea constituir en estos centros una comisión de comedor compuesta por el responsable de centro de la empresa de comedor y supervisor, dos representantes del Ampa (Asociación de madres y padres), dos representantes del centro y dos alumnos.

De esta manera, lo que se pretende es “asegurar que los menús y, en definitiva, el servicio, se realice persiguiendo un consenso a través de esta comisión que se reuniría cada treinta días”, se informa desde la compañía de restauración colectiva.

Esto conseguiría reducir el 46 por ciento de la población encuestada, que afirma que la empresa prestataria del servicio no realiza ninguna actividad orientada a informar a los padres. Por ello, lo que aconseja este estudio a las compañías es realizar acciones informativas con los padres, a través de sesiones que asesoren sobre la alimentación de sus hijos, recomendaciones nutricionales, etc. También, proponen una mayor participación de los padres, que “se les brinde la oportunidad a todos los interesados en conocer el servicio de restauración del centro, para que puedan visitar las instalaciones y probarlo como un alumno más”, afirma la compañía presidida en España por Juan Pablo Urruticoechea.

Además, una mayor intervención de todas las partes implicadas en el proceso reduciría notablemente ese 67 por ciento de los centros encuestados, que afirma que “la empresa prestataria del servicio no realiza encuestas a los escolares y profesores para evaluar el grado de satisfacción con el servicio”.

Pedir otras ofertas
Otra de las claves que analiza el informe es la de solicitar anualmente ofertas de restauración a empresas del sector. En opinión de Sodexho, “las ventajas de solicitar tres ofertas diferentes y permitir que hagan su exposición en el consejo escolar, proporcionarán una visión mucho más amplia de las mejoras que se pueden implementar en el comedor durante el siguiente periodo lectivo”, manifiesta.

Teniendo en cuenta que más del cincuenta por ciento de los centros educativos encuestados llevan más de diez años con la misma empresa prestataria del servicio de comedor (de este porcentaje, el 37% lleva más de veinte años), fiel reflejo de la fidelización entre el centro y la empresa prestataria del servicio, no quiere decir, según Sodexho, que “haya que evitar la caída en el hastío producido por el volumen ingente de años prestando el servicio por la misma empresa”.

En relación a este tema, se pidió a los doscientos centros evaluar a su empresa de restauración social. Según los resultados arrojados, el 66 por ciento, es decir, 132 colegios, manifiesta como bueno el servicio recibido, mientras que el 22 por ciento (cuarenta colegios), la tilda de regular. Por este motivo, el informe aconseja a los colegios que dialoguen con las empresas para mejorar el desarrollo educativo del escolar durante el horario del comedor.

Preparación del personal
La cualificación del personal también es otro de los epígrafes del estudio que destaca la empresa de origen francés, por el interés de la figura del monitor escolar en los comedores. “Actualmente”, según la firma responsable del estudio, “los monitores, vigilantes de comedor, etc., responden a un perfil de profesional, en la mayoría de los casos, sin un conocimiento específico de la materia”. Esto indica la necesidad de que las empresas prestatarias del servicio de comedor aboguen por una “atención considerable en el reciclaje de sus profesionales”.

El 26 por ciento de los centros encuestados por Sodexho no tienen conocimiento de si reciben formación los profesionales de la empresa de restauración, y un 21 por ciento considera estar descontento con la capacitación de este personal que presta el servicio en el comedor del colegio.

Por ello, esta compañía de restauración colectiva recomienda solicitar a la empresa de restauración social el certificado de los cursos que han realizado estos profesionales. Además, proponen sesiones formativas como la implantación del proyecto educativo en el comedor escolar o el aprendizaje del trato a escolares en el comedor, según tramos de edad.

Otros datos
En cuanto a la satisfacción de la materia prima empleada en los comedores de los colegios, el noventa por ciento de éstos afirman que constituye uno de los criterios más importantes, a pesar de que en muchos colegios existe aún un desconocimiento de los gramajes y grupos de alimentos más apropiados para la alimentación de los alumnos.

Por todo esto, Sodexho asegura que hay que establecer un plan alimentario que permita “asegurar que cada comensal reciba el aporte nutricional que necesita en función de su edad y condición fisiológica”. Paralelamente, indican que se debería estructurar los menús en base a “una correcta distribución de cada uno de los grupos de alimentos con una frecuencia determinada para cada comensal”.

Por otro lado, el estudio demuestra que el 72 por ciento de los centros cuentan con menús adaptados bien para escolares de las distintas religiones o para patologías como diabetes, hipertensión, etc. Así, se afirma que los objetivos que se tienen que cumplir al respecto son “evitar déficits nutricionales como anemia o hipertensión, conseguir un ritmo de crecimiento adecuado y crear hábitos alimentarios saludables y duraderos”.

Asimismo, la oferta del desayuno constituye un servicio que se demanda cada vez más por los padres. Tres cuartas partes de los centros encuestados ya ofrecen este servicio. Teniendo presente que éste constituye una de las comidas más importantes, ya que debe representar un 25 por ciento de la ingesta diaria, se recomienda una composición equilibrada. No hay que olvidar que se trata de la primera comida del día y prepara al organismo para iniciar la actividad.l
Jorge TODOLÍ