Starbucks se compromete a dar al planeta más recursos de los que consume

El primer establecimiento de Starbucks en Alcorcón se encuentra en la zona comercial Parque Oeste.
Establecimiento de Starbucks en la zona comercial Parque Oeste Alcorcón.

En una carta pública que subraya la misión de la compañía de inspirar y nutrir el espíritu humano, el director ejecutivo de Starbucks, Kevin Johnson, ha anunciado el compromiso de convertirse en una compañía “Resource-Positive” en las próximas décadas, es decir, dar al planeta más de lo que toma de él.

El anuncio incluye unos objetivos preliminares basados en la ciencia medioambiental para la reducción de las emisiones de carbono, el uso del agua y los residuos a 2030, y describe cinco estrategias que la compañía ha identificado para avanzar hacia ellos.

“Al acercarnos al 50 aniversario de Starbucks en 2021, miramos hacia adelante con un renovado sentido de urgencia y la firme convicción de que debemos desafiarnos a nosotros mismos, pensar en grande y hacer más en colaboración con otros para cuidar el planeta que compartimos”, ha comentado Johnson.

La compañía aspira a convertirse en “resource positive”, dando más que lo que toma del planeta: almacenando más carbono del que emite, eliminando residuos y proporcionando más agua limpia y fresca de la que utiliza. “Esta aspiración está enraizada en la misión de Starbucks”, ha comentado Johnson: “Al adoptar un valor económico, equitativo y global a más largo plazo para nuestra empresa, crearemos un mayor valor para todos los stakeholders”.

El anuncio incluye una estrategia integral para reducir la huella medioambiental en emisiones de carbono, uso de agua y residuos en las operaciones de Starbucks y en su cadena de suministro a nivel mundial. Estas son las cinco principales estrategias en las que se enfocará la compañía:

  1. Ampliar la oferta de opciones “plant based” (productos sin origen animal), avanzando hacia una propuesta medioambientalmente sostenible.
  2. Evitar la utilización de envases de un solo uso.
  3. Invertir en prácticas agrícolas innovadoras y regenerativas, así como en la reforestación y reposición de agua en su cadena de suministro.
  4. Invertir en mejorar la gestión de los residuos, tanto en sus tiendas como en sus comunidades, para garantizar una mayor reutilización, reciclaje y la eliminación del desperdicio de alimentos.
  5. Innovar para desarrollar tiendas, servicio a domicilio, operaciones y producciones más respetuosas con el medioambiente.

Johnson también ha señalado los tres principales objetivos preliminares para 2030:

  1. Reducción del 50% en las emisiones de carbono, tanto de las operaciones directas como de la cadena de suministro.
  2. Conservación o reposición del 50% del agua utilizada para operaciones directas y producción de café en aquellas comunidades que tengan altos riesgos hídricos.
  3. Reducción del 50% de los residuos generados tanto en las tiendas como en la cadena de producción, a través de un plan más amplio de economía circular. Para subrayar este compromiso, Starbucks ha asumido el Ellen MacArthur Foundatio006E’s New Plastics Economy Global Commitment, que marca una ambiciosa nueva vida para sus envases.

En su 50 aniversario en 2021, Starbucks formalizará sus metas medioambientales a 2030, en base a lo aprendido entre este momento y dicha fecha. En concreto, Johnson ha señalado que el próximo año se realizarán amplias pruebas y estudios de mercado para entender mejor el comportamiento del consumidor y e incentivarle para utilizar más recipientes reutilizables.