Subway renueva su imagen

Con más de 50 años de historia, Subway, con más de 44.000 restaurantes operativos en 113 países, está a punto de aplicar una serie de transformaciones que, con el fin de mejorar la experiencia de sus clientes, no sólo cambiarán la imagen de sus empleados, a los que vestirá con nuevos uniformes, sino también la presentación de los bocadillos y el diseño de sus restaurantes, que se volverán mucho más interactivos, con pantallas digitales donde aparecerán los menús, estanterías refrigeradas donde estarán visibles los productos frescos, etc.

Estas transformaciones han sido testadas en experiencias piloto de diferentes enclaves de Estados Unidos y comenzarán a verse poco a poco en los restaurantes de todo el territorio nacional a partir del 3 de noviembre, coincidiendo con la celebración del día mundial del bocadillo.

20171102_Subway

Para comenzar, los uniformes de los empleados de la firma se transforman. Los trabajadores de Subway de todo el mundo vestirán nuevas camisetas, nuevos delantales, nuevos accesorios para la cabeza, como gorras y retenedores de cabello, y nuevas etiquetas con las que identificarse.

El mismo día, Subway también pondrá un punto y aparte a la forma de servir sus bocadillos, reemplazando los hasta ahora tradicionales envoltorios de papel por cestas reutilizables, a fin de reducir la cantidad de desechables. Además, eliminará las actuales barquetas de papel con las que sirve los ingredientes y las reemplazará por cucharones de porciones que, además de mejorar la presentación del producto, también contribuyen a la mejora del medioambiente, siendo reutilizables.

Aquellos clientes que opten por el takeaway también verán una nueva presentación en los bocadillos de Subway puesto que la marca también estrenará nuevos envoltorios.

Y estos son solo los primeros cambios: la multinacional está inmersa en una modificación de imagen de sus locales que posiblemente llegará a España a principios del año próximo con las nuevas aperturas que la firma tiene previsto hacer en nuestro país. Hasta entonces, los locales de Subway irán poco a poco adaptando esa nueva imagen, que viene acompañada de un nuevo logo, un nuevo símbolo, una nueva tipografía, predominio de los colores verde y amarillo, y mucha luminosidad.

En una clara evocación a los ingredientes frescos que componen sus bocadillos, el verde y el amarillo aparecerán en los nuevos muebles y estanterías que expondrán los productos más frescos, como los tomates, los pimientos y los pepinos. Por su parte, el pan y las famosas cookies de Subway también contarán con una presentación más cuidada y al detalle, en estanterías separadas.