Sucede, la apuesta por la cocina cosmopolita de Caro Hotel

Valencia ha sido la ciudad elegida para la apertura de Sucede, que nace bajo la batuta del chef Miguel Ángel Mayor. Este nuevo restaurante es un paso adelante en la apuesta de Caro Hotel por una gastronomía cosmopolita, de alcance universal, pero que pone todo su acento en lo local. Un proyecto que busca fusionar espacio y cocina con la historia de la ciudad como espejo, como relato e hilo conductor.

20160928_sucede

La propuesta gastronómica de Sucede es difícilmente comparable a otra en Valencia. A través de sus dos menús degustación, el restaurante se sumerge en las distintas civilizaciones que habitaron la ciudad (romana, árabe, cristiana) y en su legado culinario, pero huyendo del clásico enfoque de simple revisión de recetas. Mientras el menú corto (4 secuencias, 18-20 creaciones) da rienda suelta al caudal creativo del chef, el menú largo (9 secuencias, 36-40 creaciones) sube aún más la apuesta y establece sutiles pero rigurosas reglas en cuanto a ingredientes, técnicas culinarias, pautas de servicio y formas de degustación, que requieren la implicación del comensal. Todo ello con la intención de una experiencia lúdica, con el sello Bulli presente en cada detalle: desde la conceptualización, siempre creativa, hasta la precisa ejecución de cada plato.

El responsable de este vertiginoso viaje gastronómico en el tiempo es Miguel Ángel Mayor. Discípulo de Ferran Adrià en elBulli (2009-2011) y colaborador hasta 2015 de elBullifoundation, antes de hacerse cargo de Sucede pasó por algunos de los restaurantes más importantes de España: La Broche (2002), Mugaritz (2003), Quique Dacosta (2007) o Arola (2011-2013). Convivir con los mejores elevó su autoexigencia, pulió su técnica y le permitió comprender la cocina desde el concepto hasta expandir su visión de la gastronomía como universo en direcciones que rompen tiempos y fronteras. Sus credenciales y potencial lo sitúan hoy como uno de los chefs de mayor proyección del país, un cocinero de infinita vocación “al que Valencia aún debe descubrir”, en palabras de Santiago Máñez, director y uno de los propietarios de Caro Hotel.