Tasty Poke Bar se suma a Manolo Bakes en el fondo RBU

Tasty Poke suma como socios a los responsables del fondo RBU, el equipo director de Manolo Bakes.

Tasty Poke Bar comienza el 2021 con un acuerdo por el que incorpora como socios al fondo RBU, fundado por Pablo Nuño, Ángel Terrés, y José Antonio del Castillo. Estas tres incorporaciones, que están desarrollando la dirección de Manolo Bakes, buscan replicar su modelo de éxito en Tasty Poke Bar. También se suma al proyecto el futbolista Álvaro Morata, socio de Manolo Bakes, quien atraerá presencia de nuevas caras conocidas que se sumarán próximamente al proyecto.

La suma de los nuevos socios, en la que se incorporarán profesionales con experiencia contrastada, tiene como objetivo prioritario consolidar las diferentes áreas de actuación, combinando los cuatro elementos clave del retail. Centrados en ofrecer siempre el producto de la mejor calidad, seguir afianzando a sus embajadores de marca, potenciar la financiación para la apertura de más locales propios y consolidar un equipo humano altamente cualificado y con gran experiencia en el sector de la restauración. Esto vendrá de la mano de un gran aumento de las ventas a través de los canales de take away y delivery, que se han convertido en el último año en el motor principal del negocio.

En este sentido, con este acuerdo de fusión buscan seguir el rumbo de la exitosa fórmula de Manolo Bakes, mejorando el servicio y atención al cliente, así como potenciar y optimizar su red de franquiciados, auténtico pilar de la marca, que entre todos han conseguido auparla a la cima del modelo de comida saludable.

Proyección para 2021

Tras alcanzar y superar los objetivos marcados para 2020, la enseña cerró el ejercicio con una facturación de 7,5 millones de euros y 10 nuevas aperturas hasta alcanzar los 25 restaurantes. Todas estas nuevas aperturas han significado la ampliación de la plantilla de su red a más de 180 empleados. En los próximos tres años la enseña prevé llegar a toda España, mediante la apertura de establecimientos propios y franquiciados, a un ritmo de 10 a 12 al año.