Tecnología de etiquetado Brother, la verdadera ayuda a la hostelería

Dando un paseo por cualquier ciudad es frecuente encontrarse con algunos locales que han tenido que echar el cierre. Muchos de ellos son bares y restaurantes que no han podido hacer frente a la crisis provocada por la pandemia. La restricción de los horarios, un cierre temporal, la disminución del aforo o la imposibilidad de renegociar el pago del alquiler son factores que han golpeado duramente al sector.

Muchos de estos restaurantes han tenido que tomar medidas urgentes para salir adelante. Se han visto obligados a buscar soluciones y a repensar el funcionamiento y organización de su negocio. Una de las las medidas que mejor ha funcionado ha sido aplicar la tecnología en sus procesos para aprovechar mejor sus recursos y personal. El etiquetado eficaz de los alimentos ha aportado fiabilidad y se ha convertido en una herramienta imprescindible. Tradicionalmente se empleaba el etiquetado a mano, pero esto ya no es una opción dado que no es preciso y provoca demasiados errores que se convierten en retrasos, confusión, baja productividad, riesgos de intoxicación y desperdicio de comida. Es por ello por lo que surge la necesidad de utilizar soluciones tecnológicas con las que se puedan controlar la organización de las cocinas y mejorar el rendimiento de los trabajadores.

Cocinas donde se sabe lo que se hace

En el entorno gastronómico el reto está en cumplir todos los procesos internos de calidad y trazabilidad, desde la entrada de una materia prima, su manipulación /transformación en cocina, hasta su servicio a los consumidores.

Brother propone soluciones sencillas para el sector alimentario, gracias a las impresoras de etiquetas de la gama TD2 y TD4 junto al software Andy desarrollado por Intowin.

Impresoras para tenerlo todo bajo control

Las impresoras de etiquetas autónomas Brother TD-2120N y TD-2130N son muy sencillas de usar y pueden calcular automáticamente la caducidad de los alimentos. Además, tienen 3 años de garantía.

Con estos equipos el usuario solo tiene que seleccionar entre una lista de ingredientes o buscar en una base de datos previamente definida en función de las características de su negocio, imprimir la etiqueta y listo. Las plantillas de etiquetas e información se pueden actualizar de forma remota, incluso desde las oficinas centrales.

Brother facilita el trabajo tanto a establecimientos grandes como pequeños, mejorando la eficiencia de sus procesos de principio a fin, minimizando al máximo la posibilidad de error, mejorando la trazabilidad de los productos que entran y la rotación del stock. Todo esto repercute en un mejor servicio, mejor calidad de lo que se sirve, mayor seguridad y mejor oferta. En definitiva, hace que cualquier restaurante sea un mejor restaurante.

La tecnología que entra hasta la cocina

Por su parte, Andy es el complemento perfecto para estos equipos, un software creado por Intowin que aporta soluciones avanzadas. Es sumamente intuitivo y ágil. Permite al empleado imprimir etiquetas desde una tablet u ordenador, adaptándose y transformándose según las necesidades de cada usuario. Puede utilizarse en una impresora sencilla sin pantalla, lo cual abarata en costes de adquisición de equipos más sofisticados a las empresas. Además, es posible ampliar sus funcionalidades añadiendo registros de limpiezas, auditorías y mantenimiento, u otras necesidades que requiera cada tipo de restaurante. La App está disponible para Windows y Android.

Y por si esto fuera poco, Andy también realiza una supervisión guiada de puntos de control críticos (PCC), digitaliza la documentación, presenta la información disponible y actualizada, unifica y centraliza la gestión de diferentes establecimientos y personaliza las localizaciones.

Cocinas que tienen que llegar lejos

Un número importante de estos negocios están consiguiendo mantener su actividad y ciertos ingresos gracias a la entrega a domicilio o delivery, palabra de origen anglosajón que se ha popularizado notablemente de un tiempo a esta parte y que ha sido un factor clave que ha evitado la ruina de muchos de ellos. Esto ha creado la necesidad de que la comida llegue en condiciones óptimas de sabor para satisfacer las expectativas del cliente.

Brother sabe que es muy importante elegir bien los envases y transmitir al consumidor información sobre los ingredientes y alérgenos de los alimentos que contienen, por eso ofrece impresoras y etiquetas que pueden ser impresas a demanda.

Este tipo de etiquetas, ayudan a los consumidores a obtener toda la información del plato que van a comerse y permite al establecimiento ofrecerles información muy valiosa como la fecha y hora de preparación o fecha de caducidad. De esta manera, mejoran la experiencia y satisfacción del cliente, asegurando la calidad de lo que van a consumir y transmitiendo una imagen de confianza y modernidad del establecimiento para diferenciarlo de la competencia.

La importancia del etiquetado es tal, que en Inglaterra será obligatorio a partir de octubre de 2021 en todos los alimentos para llevar, debido a un suceso trágico que acabo con la vida de la adolescente Natasha Ednan-Laperouse, que falleció a causa de la ingesta de un alérgeno no declarado en un bocadillo.

Brother entra hasta la cocina proponiendo soluciones prácticas, sencillas y funcionales para ahorrar tiempo, minimizar errores y mejorar la eficiencia del trabajo en equipo.

Brother continuará al lado de los hosteleros y del sector de la restauración proponiendo soluciones sencillas e innovadoras y adaptando la tecnología de sus impresoras a las necesidades de sus clientes, para ayudarles a minimizar errores, optimizar sus procesos de trabajo y mejorar el funcionamiento de sus negocios para conseguir finalmente, entre todos, darle la vuelta a esta tortilla.

Más información en brother.es