The Good Burger amplía la gama de hamburguesas slim

La compañía también ha incluido hamburguesas veganas y vegetarianas en su carta
La compañía también ha incluido hamburguesas veganas y vegetarianas en su carta

The Good Burger sigue apostando por la innovación para poner a disposición de sus clientes una oferta variada con opciones para todos. Por esta razón, la compañía ha ampliado su carta con una hamburguesa light, una vegetariana y una vegana.

Así, TGB ha incluido dentro de su carta la categoría Slim con dos opciones: la Slim de pollo y la nueva Burger 100% vacuno.

En concreto, la Slim de pollo es una de las propuestas más sanas del sector de la comida rápida. Está preparada con pechuga de pollo asada, mézclum de lechugas, cebolla roja encurtida con salsa ligera ahumada y champiñones salteados, en pan cristal de cerveza.

Por su parte, la Slim 100% vacuno está preparada con pan cristal de cerveza, Burger de ternera baja en grasa, lechuga Batavia, tomate y salsa ligera ahumada. De este modo, ofrece la mejor carne, pero con menos del 9% de grasa.

Hamburguesa sin carne

Asimismo, la compañía también ha incluido hamburguesas veganas y vegetarianas con auténtico sabor a carne de vacuno en su carta.

Se trata de la Beyond Burger y la Nueva Vegan Burger. En concreto, Beyond Burger ofrece una innovación a base de plantas que hace que la hamburguesa se vea, cocine y sepa como una hecha con carne de ternera. Sin soja, gluten, transgénicos y con 20 de gramos de proteína, igual que un filete de vacuno, ofrece un sabor que “convence a los carnívoros más exigentes”.

Por su parte, la nueva Vegan Burger está preparada con pan de cristal y guacamole. A diferencia de la Beyond Burger, el pan de esta hamburguesa no lleva mantequilla, ni tampoco incluye queso, de modo que no hay ningún ingrediente de origen animal en su composición.

Belén Martín, directora general de Grupo Restalia, ha asegurado que “en The Good Burger queremos ir más allá y ofrecer productos de última generación que buscan no solo ser una alternativa a la proteína animal, sino también imitar las propiedades de esta”.

Asimismo, Martín también asegura que en la compañía han “pisado el acelerador” para “atender las demandas de los consumidores”. Así, señala que “llevamos meses observando que cada vez son más los clientes que buscan alternativas al huevo, los lácteos, pero, sobre todo, la carne”. De este modo, con esta nueva carta, explica, han querido ir más allá incluyendo alternativas innovadoras para aquellos que quieren cuidarse “sin renunciar al sabor”.

Así, durante meses el equipo de Innovación de Grupo Restalia ha dedicado su esfuerzo al análisis del mercado internacional en los productos elaborados con proteínas animales.

Según varias consultoras norteamericanas, en 2017 el mercado global de este tipo de alimentos superó los 3.100 millones de dólares y está previsto que alcance los 5.000 millones en 2020.

Con ratios de introducción de nuevos productos del 15%, algunas consultoras incluso prevén un crecimiento de hasta 300.000 millones en los próximos 35 años, lo que supondrá un tercio de toda la proteína consumida en el planeta.