Tiempo de terrazas… de hotel

Gracias a su privilegiada meteorología durante todo el año, la Ciudad Condal cuenta con terrazas por todas partes: bares, restaurantes, clubs nocturnos… Pero en verano es la verdadera época para disfrutar de la restauración barcelonesa al aire libre, es tiempo de terrazas.

Los principales hoteles barceloneses crecen un piso más para dar cabida a terrazas y jardines, generalmente ubicados en lo más alto de los edificios. En estos espacios huéspedes y usuarios pueden disfrutar de una cocina muy variada, con tendencia a especialidades más refrescantes, más exóticas, en algunos casos, y siempre, con una amplia variedad de combinados, cócteles y vinos.

Terraza del Hotel Claris, un clásico para gente chic
La azotea del Claris, hotel del afamado grupo Derby Hotels, se consolida como uno de los puntos de referencia para los amantes de la buena mesa en las noches estivales de Barcelona. Cuatro días a la semana, el establecimiento se abre al cielo catalán ofreciendo música en directo –normalmente conciertos de bossa nova-, y buenas copas. El pasado 14 de junio se inauguró la nueva temporada, con una gran asistencia de público. De hecho, esta terraza se erige como una de las más animadas de la ciudad. Para los gourmets, el hotel ofrece la carta del East Garden, un restaurante acristalado, agradable e íntimo, con capacidad para 24 comensales; y el restaurante La Terraza, abierto a una oferta más informal. Desde las 13,00 hasta las 16,00 horas, la carta de mediodía propone una selección de platos ligeros: sándwiches fríos y cocas, sopa fría de tomate y cerezas, verduras con salsa de yogur, secreto de carne con crema de patata, ventresca de atún con crema de celery y caviar o langostinos a la plancha con panceta son algunas de las sugerencias culinarias que la carta ofrece para comer mientras se toma un baño de sol. La carta de noche (de las 20,00 a las 24,00 horas) propone platos más elaborados y exclusivos, como el carpaccio de ternera Harry’s Bar, las gambas de cristal Claris, el arroz de bogavante, el tartar de salmón y cangrejo de río, los ravioloni de foie y espárragos, la ventresca con algas, las vieiras con espárragos verdes, el cochinillo con manzana, el rape con alcachofas y setas o el caviar iraní. Destaca aquí el plato wagyu, estilo Kobe, elaborado con la que se considera la mejor carne del mundo, y que llega por vez primera a Barcelona.

Y para los que gusten de una copa, el establecimiento cuenta con tres acreditados barmans que hasta las dos de la mañana ofrecen una amplia y variada carta de cócteles para degustar junto a la piscina y bajo las estrellas.

La Dolce Vita del Hotel Majestic
En el regio Paseo de Gracia barcelonés, el Hotel Majestic ofrece una de las terrazas más exclusivas de la ciudad: La Dolce Vita. Des el 13 de junio y hasta el próximo otoño, el emblemático establecimiento propiedad de la familia Soldevilla abre las puertas al público en general y a sus huéspedes de su privilegiada terraz, ubicada en el décimo piso del establecimiento. Expertos barmans preparan cada noche copas y cócteles con sugerentes nombre como La Dolce Vita, hasta míticos y populares tragos como el Dry Martín, el Cosmopolitan o el Bloody Mary. El ambiente nocturno es amenizado por un DJ desde las 21.00 horas, hasta la madrugada. El espacio se complementa con el Bar de la Piscina, en donde se ofrece una carta de tapas y snacks. Toda la terraza panorámica y el bar se puede, además, alquilar para uso exclusivo de cócteles de hasta 70 personas.

Gran Hotel La Florida, vistas privilegiadas
Por su privilegiada situación, El Gran hotel La Florida es considerado como el único resort urbano de lujo de Barcelona. Durante todo el año, su restaurante gastronómico L’Orangerie ofrece la posibilidad de degustar la mejor cocina de autor en una terraza con vistas al Tibidabo y con toda Barcelona bajo sus pies, pero en verano el establecimiento se abre más si cabe al tiempo de terrazas. Además del restaurante, el hotel cuenta con varias zonas de restauración ubicadas en el exterior: el Miramar Bar, con maravillosas vistas sobre Barcelona, y junto a la piscina, se pueden degustar platos ligeros y bebidas refrescantes durante el día y cócteles y copas por la noche; y el Lobby Lounge, que en verano se traslada a las terrazas, ambientado por centenares de velitas y cojines de colores para dar un toque chillout. Es, sin duda, el punto de encuentro de la gente más ‘in’ que pasa por la Ciudad Condal.

Hotel Pulitzer, moderno espacio en el centro
wde la ciudad

El Hotel Pulitzer de Barcelona, situado en el corazón de Barcelona (junto a Plaza Catalunya), ha renovado este año su terraz. Nuevo look, nuevos espacios, nuevo horario, nueva carta… La terraza del Pulitzer reabrió su temporada el 1 de julio como Visit up, un nuevo concepto pensado para ofrecer una de las mejores puestas de sol y una de las noches más estimulantes del verano barcelonés. La reforma ha corrido a cargo de la interiorista Lázaro Rosa Violán, que ha colocado una semi-cubierta, para crear un ambiente más acogedor por la noche, más fresco por el día. Con música vanguardista (electro jazz, bossa nova, soul…) y con el cielo como único testigo, el establecimiento ofrece una selección de cócteles, licores, refrescos, zumos, tés, vino y cava, acompañados de apetitosos platos de la cocina del restaurante Visit Easy Food (pasta, ensaladas, sándwiches, focaccia), y todo ello, con precios muy asequibles.

Hotel Arts, el mar como único testigo
Otra de las terrazas ineludibles de los veranos barceloneses es la del Hotel Arts, aunque deberíamos decir las del Hotel Arts, ya que no sólo dispone de la famosa terraza del restaurante Arola, sino también la del restaurante La Marina, sólo abierto en épocas estivales. En ella se ofrece una selección culinaria suave y ligera, a base de pasta, ensaladas, sopas frías o pizzas, desde las 12.00 hasta las 17.00 h, y también por las noches a partir de las 20.00 horas. Por otro lado, el conocido y prestigioso restaurante Arola, del laureado chef Sergi Arola, se abre al mar desde una privilegiada terraza. Su ubicación, que se extiende hasta los jardines, convierte este espacio en un lugar único, tanto de día como de noche, para tomar un cóctel o degustar la genuina Tabla de Tapas de Sergi Arola o sus singulares patatas bravas. El Barman, Diego Cabrera es el encargado de elaborar la carta de cócteles que combina sabores clásicos y nuevas combinaciones. A partir del mes de junio y hasta agosto las actuaciones musicales en directo amenizarán los jueves en las Noches de Arola. Además, artistas del panorama nacional e internacional se dan cita en esta terraza (abierta de miércoles a domingo) con propuestas que van desde el jazz hasta el pop, pasando por el tango sin olvidarse de reconocidos DJs.

El Princesa Sofía estrena su terraza chill-out
El Hotel Princesa Sofia inauguró este junio su zona chill-out, situada en los jardines de Aqua Diagonal Wellness Centre. La principal novedad es la ampliación de su oferta gastronómica con las “open air dinners”, cenas al aire libre en un espacio natural único y relativamente nuevo –se abrió el año pasado-. Decorado con elementos modernos y detalles tradicionales de la cultura oriental, Aqua Chill Out invita a la relajación en medio de la ciudad durante las noches de verano, conjugando ocio, gastronomía y música –hasta septiembre un DJ se encarga de amenizar las sesiones con música en directo-. En este entorno, el hotel ofrece la posibilidad de degustar una cuidada selección de platos y snacks basados en sabores orientales como “Nems” de verduras con salsa agri-dulce, una amplia carta de ensaladas, carpaccios y risottos. De la misma forma, la terraza también cuenta con una amplia carta de cócteles. Aqua Chill out está abierto de martes a sábado de 21h a 24h para las cenas y de 24 a 2 de la madrugada para cócktails. l
I.G.