Toallitas de un solo uso para mantener microbios a raya

file000233133941Según una investigación de la University of Westminster encargada por ETS (European Tissue Symposium), las toallitas de papel de un solo uso son el método más higiénico de secarse las manos después de ir al baño. A pesar de la tendencia de los últimos años de instalar secadores sofisticados en los baños públicos, en hoteles, centros comerciales o restaurantes, parece que las tradicionales toallitas de papel de un solo uso ofrecen la máxima higiene al secarse las manos tras visitar el aseo.

Para la investigación, se compararon toallitas de papel, un rollo de toalla seca manos textil, un secador de aire caliente y un secador de chorro de aire mediante tres modelos de prueba diferentes: un indicador de acidez utilizando zumo de limón, levadura y la transmisión de bacterias desde las manos al lavarlas sin jabón. Los científicos de la University of Westminster observaron que el secador de chorro de aire esparcía más líquido de las manos del usuario y a mayor distancia –hasta 1,5 m– que el resto de métodos de secado. En el estudio, se anotaron los valores máximos de propagación de microbios por el aire cerca y lejos de cada método de secado. Cerca del secador de chorro de aire, se registró una media de 59,5 colonias de levadura, comparado con una media de solo 2,2 colonias en el caso de las toallitas de papel. A una distancia de 2,0 m del secador de chorro de aire, había 67 colonias de levadura, frente a solo 6,5 en el caso de las toallitas de papel. A una distancia de 1,5 m del secador de chorro de aire, se detectaron 11,5 colonias de levadura, mientras que en el caso de las toallitas de papel no se observó ninguna.