Tommy Mel’s reta a sus clientes a comer cuatro platos en media hora

Crazy XL Benedict Burger de Tommy Mel's.
Crazy XL Benedict Burger de Tommy Mel’s.

Tommy Mel’s arranca 2018 lanzando un reto en el que los participantes deberán consumir cuatro platos de su carta en 30 minutos. Todos los que quieran participar, podrán hacerlo hasta el próximo 31 de marzo, reservando en un restaurante Tommy Mel’s en la fecha y hora que quieran realizarlo. Los platos que componen el reto son sus costillas, las nuevas hamburguesas XL, los entrantes y rematándolo con un Freakshake.

Para ir calentando la boca, arrancamos con una combinación de Authentic Chicken Tenders, Fresh Onion Rings, Cheese Nachos, Authentic Mozzarella Sticks y Chicken Wings, acompañados de salsas de mostaza dulce y barbacoa.

A continuación se debe pasar a una de las especialidades de 320 gramos de carne de vacuno nacional 100% de aguja: la Crazy XL Benedict Burger, con huevo frito, bacon, salsa holandesa, cebolla roja, tomate, lechuga batavia y pepinillo; o la Crazy XL Cheddar Burger, cubierta de queso cheddar con huevo frito, bacon, cebolla roja, tomate, lechuga Batavia y pepinillo.

Le siguen en el reto las American Ribs: costillas elaboradas mediante un proceso artesanal de macerado y doble acción, que proporcionan a la carne un sabor inconfundible y una textura extraordinariamente tierna. Existen tres tipos: las Texas BBQ Ribs (glaseadas en salsa barbacoa), las Tennessee Ribs (glaseadas en salsa Bourbon) y las California Ribs (glaseadas en salsa sweet chili).

Y el punto final del reto consiste en uno de los tres freakshakes de Tommy Mel’s, todos elaborados con batido y múltiples complementos. Así el Pink Freakshake, coronado por un donut de pantera rosa, este batido está elaborado con helado de fresa, miel de flores y sirope de fresa. Incorpora una brocheta de chuhcerías y piruleta cubierta de fideos de colores. El de batido de Oreo, incorpora una bola de helado de vainilla con nata sobre la cual se sujetan una brocheta con tres trozos de brownie y media cookie. Y por último, el de caramelo con sirope de Toffe y batido de kinder lleva una bola de helado de vainilla con nata montada sobre la que se colocan una barrita kinder, cuatro bolitas maltesers y medio gofre.

Para conseguir el reto, habrá que acabar todos los platos (incluidas las guarniciones) dentro de los 30 minutos. Los ganadores conseguirán todos esos platos gratis, una camiseta y un diploma cualitativo.