“Trabajamos para desarrollar productos de cocina fría”

¿Qué supone para Fagor Industrial el Departamento de Colectividades?
La división de colectividades centra su trabajo en la preparación y ejecución de grandes proyectos de hostelería tanto hospitalarios como en cocinas centrales. Esto hace que Fagor Industrial esté en un segmento que requiere una gran exigencia y profesionalidad.

¿Cómo se estructura a nivel funcional?
A nivel funcional tiene a su disposición siete delegaciónes territoriales con sus departamentos técnicos (proyectos y sat -servicios de atención técnica) para dar cobertura a cualquier proyecto en todo el territorio nacional.

¿Cuáles son sus principales clientes?
Los principales clientes de la división son Empresas de Servicio de Catering, Clínicas y Hospitales Privados y Hospitales Publicos

¿Qué ha supuesto contar con la “cuenta” de la Quirón en estos últimos años?
Poder colaborar con los Hospitales Quirón ha sido una experiencia muy positiva para nosotros, ya que la gran exigencia que tiene Quirón en el trato a sus pacientes la trasmite también a sus proveedores.

¿Hay clientes tan importantes, a la vista?
Fagor Industrial ha trabajado y seguirá haciéndolo con empresas del sector privado como por ejemplo Quirón, Nisa, Casta, etc. También ha trabajado en grandes proyectos que verán la luz durante el 2010 y 2011 para el sector público y de catering.

¿Cuáles son las tendencias actuales en la demanda de equipamiento para las colectividades? ¿Líneas completas? ¿Equipos orientados a la producción o a la venta?
El mercado está orientado a minimizar recursos pero, por supuesto, con la exigencia de garantizar la seguridad alimentaria. Gracias al gran abanico de posibilidades que ofrece Fagor Industrial, nos ponemos al servicio de las empresas que lo requieran para que en una labor conjunta se pueda realizar el proyecto más adecuado a sus necesidades, ya que ofrecemos un servicio integral.

¿Qué novedades ha aportado Fagor Industrial a este segmento de la hostelería en los últimos años y qué grado de contribución al desarrollo sostenible poseen?
Fagor Industrial posee la certificación ISO 14001 entre otras certificaciones. Aparte, la inversión en I+D+I en los últimos cinco años ha superado los 57 millones de euros, centrándonos en mejorar la fiabilidad, la tecnología que ofrecemos a nuestros clientes, y en el ahorro energetico, que es una de las preocupaciones más importantes hoy en día.

La Quirón es uno de los grupos hospitalarios que aún basan su oferta de servicios de restauración en la autogestión. ¿Cuál es la relación con el equipo profesional de Encarna Romano?
Es un equipo muy profesional y muy comprometido con la filosofía de su empresa.

¿Cómo se ha estructurado el diálogo entre las partes?
Aunque la compra la gestione directamente el departamento de compras de Quirón, toda la dirección de la instalación y puesta en marcha lo gestiona directamente el equipo de Encarna Romano.

¿Cómo se ha formado a los trabajadores encargados de las cocinas y cafeterías?
En cualquier de nuestras instalaciones se necesita un curso formativo y siempre hacemos un acuerdo previo con el cliente para ver cuál será el tipo de curso y las personas a las que irá dirigido. Para el personal que va a usar los equipos, los cursos son de uso, mantenimiento y limpieza de los equipos. Para ello, tenemos profesionales de la cocina que colaboran para poner en marcha los sistemas de trabajo, e incluso un chef corporativo que imparte formación para poder sacar el mayor partido posible a cada elemento de la cocina.

¿Cree que finalmente el régimen de concesiones superará al de la autogestión? ¿Para un equipador como Fagor Industrial cambia el diálogo y la cooperación?
Es verdad que muchos hospitales y residencias están tendiendo por este modelo, pero su objetivo no es, exactamente, pasar estos servicios a una empresa externa, sino garantizar que dichos servicios se prestan con la mayor calidad posible y que, por encima de todo, la seguridad alimentaria esté en primer lugar en la lista de prioridades. Las empresas que se especializan en servicios de hostelería tienen precisamente, la capacidad de asegurar que se van a cumplir todos los requisitos de calidad y seguridad alimentaria, además de tener expertos que trabajan con los gestores de hospitales y residencias para preparar las dietas más apropiadas en cada caso. Y como el volumen de compras de estas empresas es muy alto, pueden conseguir mejores precios que en el caso de la autogestión. Dentro de este marco, Fagor Industrial está preparado para dialogar y gestionar los proyectos bien con el propio hospital o residencia o bien con la empresa concesionaria, puesto que nuestro compromiso con la calidad y con nuestros clientes no depende de con quién tratamos, y siempre es una prioridad para nosotros.

¿Cuáles son los inmediatos proyectos que están llevando a cabo en el departamento de colectividades?
En estos momentos estamos trabajando para desarrollar nuevos productos especializados en cocina fría ya que, si bien los comercializamos actualmente, queremos que sean de fabricación propia. Adicionalmente tenemos en marcha proyectos, tanto a nivel nacional como internacional para grandes instalaciones, tanto de cocinas centrales como hospitalarias, aunque como son proyectos con un plazo de maduración muy largo, preferimos no entrar en más detalles hasta que no estén más consolidados.

¿Cómo ha sorteado el Departamento de Colectividades de Fagor Industrial la crisis? ¿Ha mantenido las ventas? ¿Las ha bajado o subido? ¿Qué medidas ha tomado para alcanzar los objetivos?
La crisis está afectando a todas las empresas, y a todos los sectores, y en nuestro caso no ha sido una excepción. Sin embargo, el sector en el que nos movemos tiene una serie de características especiales, ya que en el sector sociosanitario existen necesidades que no se pueden obviar y que hay que cubrir. La propia Ley de Dependencia ayuda a que la crisis sea algo menos intensa para los que trabajamos en este sector. J RN