Trapa cierra 2018 con una facturación de 12 millones de euros

Trapa, la firma chocolatera propiedad del Grupo Europraline, alcanzó una facturación de 12 millones de euros en 2018, lo que supone un aumento del 50% respecto al ejercicio anterior, acompañado por un crecimiento de sus ventas de un 44% dentro del territorio nacional y un 58% en exportación.

La marca, fundada en 1891 por los monjes trapenses del monasterio de San Isidro de Dueñas (Palencia), se encuentra inmersa en un proceso de renovación desde que, en 2013, fue adquirida por Europraline. Su estrategia actual está marcada por tres pilares -la innovación, el estilo y la conciencia social y medioambiental-, así como por una inversión de más de 30 millones hasta la actualidad en equipo, industria e I+D+i.

En los últimos cinco años, Trapa ha pasado de facturar 2,3 millones en 2013 a 12 millones en la actualidad. Fruto también de esta inversión, su plantilla se ha incrementado hasta los 150 trabajadores -más del doble que en 2012- y ha renovado sus procesos e instalaciones en línea con la sostenibilidad.

Actualmente, cuenta con presencia en más de 50 países, siendo Asia y Oriente Medio sus principales mercados. Además, cuenta con una red propia de unos 120 distribuidores en España y un servicio de tienda online.

Entre sus productos hay más de 300 referencias, que suman las nuevas formulaciones en combinación con el concepto tradicional de casi 130 años de historia y que responden a las demandas del consumidor actual. Sus productos son 100% libres de gluten, grasas hidrogenadas y ácidos grasos trans.