Un 32% de los consumidores prefiere la cocina casera y tradicional

La experiencia gastronómica ha evolucionado abriendo paso a nuevos gustos, perfiles, formas de comer y hábitos, según se desprende del estudio de Tendencias y nuevos hábitos en el consumo de carne y hamburguesas: la revolución gastronómica, realizado por Lavaca. El 70% de los encuestados están de acuerdo con esta nueva realidad, y sus gustos y decisiones a la hora de sentarse a la mesa van más allá.

 

Processed with VSCOcam with m5 presetDicho informe ha querido ahondar en estos aspectos y conocer cómo se definen los consumidores según sus gustos culinarios. Los datos ponen de manfiesto que el 32% se define ‘tradicional’, es decir, le gusta “lo casero y comer sencillo”, seguido del 28,8% que se define ‘gourmet’ porque  “quiere comer siempre lo mejor”. Y en tercer lugar, se encuentran los que se definen como ‘foodies’ -quieren aprender siempre sobre la comida- (18,3%).

Detrás de estos perfiles más habituales se encuentran el ‘sibarita’ y el ‘hipster’: un 9,5% se considera ‘sibarita’ porque a la hora de comer quiere “la mejor degustación ligada a un entorno especial y exclusivo”; y un 7% se define ‘hipster’ porque “le gusta lo vintage, alternativo e innvador”.

Un 51,4% de los encuestados se muestra muy de acuerdo con que en los últimos años, con la aparición de restaurantes gourmet, su percepción sobre ciertos alimentos que antes eran más asociados al ‘fast food’, como las hamburguesas, ha cambiado hacia una visión más cercana a la cocina sofisticada y de calidad. Por otro lado, un 60% manifiesta que cuando sale a comer o a cenar prefiere o no le importa probar restaurantes más originales y de diseño, frente al 40% que elige casi siempre restaurantes tradicionales.