Un año del delivery service en Makro

El 1 de enero de 1998, Metro adquirió todos los establecimientos de SHV Makro N.V. en Europa y Makro España pasó a formar parte del Grupo alemán Metro Group, integrándose en la División de Cash & Carry, donde es el líder de los cash & carry en España con un total de 34 centros distribuidos en quince comunidades autónomas, que suman un total de 237.919 metros cuadrados de superficie de sala de venta (349.600 metros cuadrados de superficie total de centros). Pronto batirá el record de recibir un millón de visitantes al año. Éstos son atendidos por un plantilla global del orden de 3.450 profesionales.

El valor de mercado del negocio mayorista cash & carry en España supera los 6.000 millones de euros anuales. Sus principales plataformas logísticas están situadas en Mercamadrid para perecederos, Quer (Guadalajara) que gestiona Cross Docking y Stock Central para productos de alimentación y non food y Riba Roja (Valencia) que realiza Cross Docking para productos de alimentación.

La dimensión de Makro España convierte su actividad de negocio en una actividad multisectorial, creando empresas paralelas de hostelería, restauración y gasolineras. En 1988 abrió su primer restaurante, como un servicio adicional a los centros, de manera que los clientes pudieran rentabilizar su tiempo de compra sin desplazamientos. SIRTA es la división de negocio encargada de la gestión de los servicios de restauración. Hasta la fecha existen 19 restaurantes.

La firma ofrece a sus clientes un ahorro de dinero, tiempo y trabajo. Para ello, mantiene al menor precio los 1.500 artículos que componen la cesta básica de los clientes profesionales. Comprando los formatos profesionales, el cliente puede ahorrarse hasta un 30% adquiriendo productos de marcas propias del mayorista. Además, semanalmente el cliente de Makro puede aprovecharse de dos ofertas más: la Oferta Último Minuto y Makro Fresco. El tiempo es un activo valioso. Se ha calculado que comprando en Makro el ahorro de tiempo supone reducir 120 horas al año en llamadas y visitas comerciales. Y tener una única factura que supone un ahorro de tiempo administrativo del negocio, proporcionando a los profesionales más tiempo para atender su negocio y a sus clientes. Con los formatos idóneos para hostelería ahorra costos de almacenaje.

Makro cuenta con una importante oferta en marca propia. Con más de 6.000 referencias, destacando marcas como HoReCa Select Por otro lado y con un posicionamiento de primer precio, está la marca ARO. Otras marcas propias son: Hline, Rioba, Fine Food Y Sigma.

En materia de certificación de calidad Makro cuenta con Qualicert. Como ejemplo del posicionamiento y compromiso de Makro con la calidad y la seguridad alimentaria, se aplican protocolos sanitarios (HACCP) verificados por un equipo interno de expertos auditores. Otros de los puntos fuertes de Makro es el de los productos frescos. Cada sección cuenta con un responsable que asesora a los clientes. Además, cada uno de los 34 centros cuentan con un sumiller.

El delivery, casi 11.000 euros de ahorro al año para el hostelero
Desde 2010, Makro ha comenzado una nueva línea de negocio: el canal de entrega a la hostelería (delivery) que se caracteriza por una compra más eficiente, ya que la gestión a través de un solo operador supone menores costes logísticos y económicos.

En tan solo un año ha conseguido facturar 42 millones de euros a través de esta nueva línea de negocio dirigida exclusivamente a la pequeña y mediana empresa de hostelería.

La inversión de lanzamiento del primer año (2010) ha sido de 10 millones de euros. Estos costes incluyen los de personal y formación, coches comerciales y dispositivos de movilidad, inversiones en logística, adaptación de los centros, sistemas informáticos y CRM. El servicio ha generado 165 nuevos contratos de empleo.

El ahorro que consigue un cliente del servicio de delivery asciende a 35 euros diarios, lo que suponen 10.955 euros de ahorro anual. Es decir, un ahorro del 7% para un establecimiento que facture en torno a 40.000 euros mensuales. Un ejemplo de este restaurante sería aquel que oferta menús a 10 euros y que sirve varios turnos de comida, lo que supone unos 150 clientes diarios.

Los ahorros en la logística vienen dados porque cada proveedor repercute alrededor de 10 euros de media por entregas de producto valoradas en 100 euros. Por ejemplo, considerando que un restaurante tiene 5 proveedores diarios distintos (la media de proveedores que entregan en un negocio de hostelería supera en gran medida este número), el coste que repercuten al hostelero diariamente es de 50 euros.

En cambio, Makro con su extenso surtido aglutina como mínimo estos 5 proveedores y solo le repercute 15 euros al día en entregas de 500 euros. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el tener menos proveedores supone al hostelero reducción de otros costes y además unificará en una sola factura varias categorías de productos lo que le ahorrará trabajo administrativo al hostelero.

La figura clave es el gestor de clientes que, en época de crisis como la actual asesora al hostelero en cómo aprovisionarse de manera más eficiente para hacer el negocio del cliente más rentable . El perfil del cliente al que va dirigido este nuevo servicio es el empresario de restauración, que tiene un negocio que emplea de 10 a 25 personas, receptivo a entender los nuevos modelos de relación con los proveedores. Normalmente, son empresarios entre 35 y 45 años.

El equipo comercial, formado por 75 personas, cuenta con un catálogo de más de 3.000 productos.

RN