Un grupo de parados navarros lanza Common good con raciones a un euro

La idea de este proyecto surgió en una familia navarra con cinco hermanos parados, los cuales posteriormente buscaron a otras trece personas en su misma situación para formar una cooperativa en la que todos son socios-trabajadores y se han fijado un salario de 800 euros.

Además, la cooperativa está a la espera de recibir ayudas del Gobierno de Navarra que servirán para sufragar gran parte del préstamo que han recibido para la adquisición de maquinaria de hostelería y cuya cantidad asciende a cerca de 250.000 euros.

Por su parte el restaurante, con capacidad para 400 comensales y cuatro comedores, ofrece una gran variedad de raciones a un euro como son: huevos fritos con patatas y jamón, cinco croquetas caseras, legumbres, macarrones, paella, ensaladas, lomo, un cuarto de pollo con patatas, pizzas de ración o tres mini hamburguesas.

De igual forma, el establecimiento ofrece desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y cenas, adaptando los platos a cada instante del día. Los platillos están disponibles según los momentos de la jornada y aparecen en unas pantallas a la entrada del local. Al hacer el pedido, se entrega al cliente un número, junto a la bebida y los cubiertos, y es él mismo el que recoge los platos en un mostrador cuando están preparados.

Asimismo, este proyecto está dirigido a padres de familia con hijos que no podían salir porque se gastaban una cantidad considerable de dinero, para que así puedan hacerlo un grupo de cuatro personas por una media de doce o quince euros.