Veldis, importar y distribuir productos de todo el mundo

Así, el desarrollo se produjo de forma constante hasta llegar al día de hoy, en los que la empresa, trata con una gama de 226 productos pertenecientes a 63 marcas diferentes de alrededor de todo el mundo, que llegan tanto a los lineales del segmento del retail como, por supuesto, a la hostelería. De hecho, el porcentaje del negocio destinado a la hostelería alcanza, manifiestan desde Veldis, alrededor de un 30% del negocio total. Dentro de este canal, la firma trabaja con cinco grandes grupos de clientes: cadenas de restauración temáticas; mayoristas de hostelería; tiendas cash & carry; restaurantes independientes y cervecerías, y hoteles.
“La principal peculiaridad con la que nos encontramos en el cliente hostelero frente al comprador del retail es que éste está mucho más implicado con los productos que compra, ya que generalmente los transforma en el resultado final que sirve a sus clientes, explica Montse Velasco Pujol, product manager de Veldis. Por esta razón, es mucho más conocedor de los productos y tiene mucho más claro lo que necesita, dando prioridad a la calidad, que tiene que ser acorde a sus estándares así como a la funcionalidad y practicidad del mismo. Incluso aunque se trate de un producto final, como por ejemplo un vino, el cliente hostelero está muy implicado con lo que compra, ya que también esto forma parte del servicio global que está ofreciendo a sus clientes”.

Servicio integral
Pero esa implicación del cliente hostelero no es un problema, sino todo lo contrario. Al disponer de una gama de productos muy amplia, desde la compañía se asegura que es posible ofrecer al cliente un servicio integral, ya que también lo es cubrir muchas de sus necesidades. Es cierto que trabajar con tantos productos conlleva invertir bastante tiempo en su mantenimiento a nivel informático, seguimiento de incidencias, etc., pero, dice Velasco, esto “no deja de ser sólo un contra administrativo, muy pequeño en relación a los pros”. Así, el cliente tiene a su disposición productos tan demandados como un Vino Lambrusco –Medici– procedente de Italia; salsas barbacoas y mostazas -Hunt´s- Gulden´s– de EEUU; productos mex-mex -San Marcos- de México; volovanes y tartaletas -Van Rooy- de Holanda; o corazones de palmitos biológicos –King Of Palms- de Brasil; por citar algunos ejemplos de un largo etcétera.

En consecuencia, a pesar de la crisis, la empresa cerró el año 2009 con un incremento de un 10% de las ventas. Sí bien es cierto, en este nuevo año “sí estamos notando la crisis en los movimientos y cambios que está habiendo dentro del sector. En cuanto al retail, los hipermercados y supermercados están reduciendo la gama de productos para maximizar y rentabilizar el lineal. En la hostelería, la bajada general en el consumo es mucho más notable, ya que este sector como es bien sabido, ha sido uno de los mayores afectados de esta crisis” afirma Montse Velasco. “Para nosotros, es fundamental y prioritario seguir ampliando el número de clientes, y por su puesto, ampliando la gama de productos para poder suplir la posible bajada en las ventas de algunos de los existentes y así cubrir las necesidades cambiantes de nuestros clientes”, concluye la product manager. JR.N.

Veldis en tres pasos
1. El Departamento de compras adquiere las mercaderías, tanto de países europeos como de países terceros. No sin antes haber pasado un exhaustivo análisis, con la ayuda de una consultoría privada, de la normativa de dicho producto a la hora de importarlo y de su correcto etiquetado. Siempre teniendo en regla las licencias oportunas tanto como para importar productos de alimentación de países terceros e intracomunitarios, como bebidas espirituosas, vinos y licores, siendo necesario para ello el C.A.E. ( Código de actividad y del establecimiento.

2. Una vez adquiridas las mercaderías, se recibe la mercancía y se procede a su almacenamiento en un almacén de nueva construcción localizado en un polígono industrial situado en la periferia de Madrid. Se dispone de todos los medios mecánicos, técnicos y humanos necesarios para la manipulación de la mercancía, así como de los certificados del sistema de gestión de la calidad, conforme a los requisitos de la Norma UNE-EN-ISO 9001:2008 y del sistema de gestión medioambiental, conforme a los requisitos de la norma UNE-EN-ISO 14001:2004 en el ámbito de la importación, comercialización y distribución de productos alimenticios y bebidas.

3. Tanto a nivel comercial como logístico, la compañía cubre todo el país, península e islas. Logísticamente, el reparto en Madrid y provincias limítrofes se realiza con sus propios medios, tres furgonetas y un camión, siendo el máximo tiempo de servicio de 48 horas. El resto del país, ya sean distribuidores, mayoristas o plataformas de grandes clientes, se realiza a través de servicio logístico independiente, con un plazo medio de servicio de 72 horas.