Viena Establiments cierra 2012 con 41 locales

Las tres ultimas aperturas han sido bien representativas de la política de expansión de este grupo creado por los empresarios Siscart y Llorens en 1969 (dirigido en la actualidad por Marc Siscart) y firme defensor de la integración vertical de las actividades. No en vano dispone de un obrador central, en Can Roqueta (Sabadell) desde 2002, donde elabora los ingredientes cárnicos de su carta de bocadillos (algunos tan originales como el cevapcice y otros tan famosos como la flauta de ibérico) y un obrador de panadería en el que hornea la mayor parte de los panes que ofrece.

En materia de implantación en centros comerciales, su local en Las Glorias en Barcelona (ya estaba en La Maquinista y Diagonal Mar), insiste en captar la clientela de ese tipo de ubicaciones, mientras que en Sabadell, cuna de la empresa en la que ya disponía de seis locales, con un FSU (del que ha sido pionero en el sector) ha decidido competir con McDonald’s, Pans & Company, e incluso con la restauración de Ikea, en un parque empresarial de reciente apertura, sito cerca de Ciutat Badia.

Pero donde ha puesto el acento Viena es en su emblemático local de la zona alta de la Ciudad Condal, el sexto en dicha localidad, encrucijada del shopping para clientela media-alta y alta, replicando un típico café centro europeo, contando con la ayuda del interiorista y decorador Lázaro Rosa Violán, e implementando una zona de salón, con una atmósfera que respira calma y tradición, planteamiento hasta el momento inédito en los lay-out de esta cadena de establecimientos.

Con los establecimientos que suma esta empresa (de los que dos son pizzería-restaurante) la facturación en 2011 alcanzó los 65,3 millones de euros, siendo el resultado del ejercicio del orden de 3,16 millones de euros. J RN